Cómo Nos Pueden Afectar Las Hormonas

emily-ratajkowski-underwear-free-people-pictures10

Incluso con una dieta bien equilibrada y haciendo ejercicio constante, muchas mujeres encuentran duro perder peso. Pero una cosa que no suelen tomar en cuenta, son los trastornos hormonales.

Nuestro cuerpo es como un reloj, y las hormonas son las ‘tuercas’ que ayudan a que todo funcione sin complicaciones. Aunque sigas una dieta sana y una rutina de entrenamiento, a veces no es suficiente para que estos problemas hormonales se solucionen. Por eso, hoy nos dedicaremos a tratar algunos de los problemas hormonales más comunes que pueden afectar a la pérdida de peso, y si crees que pueden ser relevantes para ti lo mejor es que consultes con tu médico.

Sigue bajando!

 

 

Inflamación

Estudios indican que la inflamación en el cuerpo es una de las principales causas de ciertas enfermedades, como la artritis, el eczema, problemas digestivos y más.

¿Qué es exactamente la inflamación? Cuando hablamos de inflamación en el cuerpo, no es una cosa obvia como tener el tobillo hinchado, sino que puede que no nos demos ni cuenta que está ocurriendo. Ciertos aspectos de nuestro estilo de vida, como alimentos que consumimos y otras decisiones que tomamos (como beber alcohol y fumar) pueden aumentar la cantidad de inflamación en nuestro cuerpo. ¿Sabías que cuando nuestro cuerpo está en estado inflamatorio puede hacer más difícil que pierdas peso? Una razón es que factores de inflamación pueden influenciar otras hormonas que ayudan a regular la ingesta de alimentos.

Es muy importante comprender que hay ciertos motivos que pueden causar inflamación y que esto puede ir más allá de lo que pones en tu cuerpo. Para ayudar a minimizarlo es importante que consideres cada aspecto de tu estilo de vida, incluyendo el tipo de alimentos que consumes, lo que bebes y otras costumbres, incluyendo donde vives.

 

 

Cortisol

Conocida como la hormona del estrés, sus funciones principales son incrementar el nivel de azúcar en la sangre, suprimir el sistema inmunológico y ayudar al metabolismo de grasas, proteínas y carbohidratos.

Cuando pasamos por períodos de estrés, la cantidad de cortisol que es producida por el cuerpo aumenta para ayudarnos a afrontar cualquier situación de alarma, y una vez superada vuelve a la normalidad. Sin embargo, si eres una persona que está constantemente estresada, esto puede resultar en un aumento de los niveles de cortisol por largos períodos de tiempo, que es cuando muchos problemas ocurren.

Estudios demuestran que el aumento de cortisol durante largos períodos puede causar un aumento de peso y más concretamente, puede causar la acumulación de grasa alrededor de la cintura. Y hay evidencia que sugiere que la obesidad y los altos niveles de grasa visceral pueden causar problemas de salud en el tiempo.

 

 

Serotonina

La serotonina es una hormona que juega un papel importante en controlar nuestro apetito. Y como el cortisol, la serotonina también se ve afectada por el estrés.

El estrés crónico (o prolongado) puede causar una mayor disminución en los niveles de serotonina, lo cual hace que sintamos el deseo de consumir carbohidratos y cosas dulces. Estas comidas pueden ayudar a promover el aumento de la producción de serotonina.

Cuando se refiere al cortisol y a la serotonina, es importante comprender la razón por la que te sientes estresada, analizar el porqué te sientes así y hacer cambios para que no vuelva a suceder.

 

 

Hormonas tiroideas

Estas hormonas pueden jugar un papel importante en mantener un peso saludable, porque ayudan a regular nuestro metabolismo. El ‘metabolismo’ se refiere a todos los procesos físicos y químicos del cuerpo que convierten o usan energía, y nos mantienen vivas y funcionando.

Si tu cuerpo no es capaz de producir hormonas tiroideas (llamado hipotiroidismo), puede causar que tu metabolismo disminuya su velocidad y que se te haga más difícil perder peso. Por otro lado, si tu cuerpo produce demasiadas hormonas tiroideas (llamado hipertiroidismo) puede hacer que tu metabolismo trabaje demasiado rápido y que haga más difícil que subas de peso.

Niveles saludables de hormonas tiroideas son importantes cuando uno quiere mantener un peso estable y saludable. Mientras que algunas anomalías de las tiroides son causadas por una dieta, es importante comprender que estos problemas pueden ser genéticos. Si crees que sufres una de estas condiciones, es clave que hables con tu médico para determinar el mejor tratamiento para ti.