La Guía Completa Para Usar Iluminador

Si tienes cuenta en alguna red social, entonces seguro has notado que el iluminador ha generado un montón de comentarios en el último tiempo, y es por una buena razón. Los productos iluminadores pueden ayudarte a crear  algunas “ilusiones” en las facciones de tu rostro y además resaltar tus características (Kim Kardashian es la propulsora de esta moda con su conocido contour). Incluso algunos maquilladores dicen que los iluminadores destronarían muy luego a los polvos bronceantes!

Pero antes de que te metas en el mundo de los iluminadores, tienes que averiguar cuál tipo de ellos es el que mejor se ajusta a ti. En crema? Líquido? Polvo? Las opciones muchísimas! Pero no tienes que entrar en pánico, aquí desglosamos cinco tipos diferentes y cómo usar cada uno de ellos, que así puedas tener ese codiciado brillo lo antes posible!

 

 

1- Iluminador Primer.

Benefit_Stay_Flawless_15_Hour_Primer_1369755264

 

Lo que hace: Difumina las imperfecciones, prolonga el uso de la base y da a la piel un resplandor completo.

Cómo usarlo: Aplícalo sobre toda la cara con los dedos o una esponja, antes de la base de maquillaje. También se puede mezclar con la base de maquillaje, como lo harías con un iluminador líquido.

 

 

 

2. Iluminador en lápiz.

image

Lo que hace: Refleja la luz en áreas pequeñas, como bajo los ojos y alrededor de los labios.

Cómo usarlo: Aplica el producto directamente desde el lápiz y luego esparce con tus dedos o con la ayuda de un pincel suave o una esponja. Aplica debajo de los ojos y en las esquinas interiores donde la mayoría de las personas tienen una zona azul oscura. También en las esquinas exteriores de los ojos, alrededor de la nariz y por los lados de la boca para iluminar y disminuir cualquier sombra en esa área.

 

 

 

3. Iluminador en polvo:

image-(1)

Lo que hace: Define sutilmente los puntos altos de la cara, incluyendo los pómulos, el puente de la nariz, el arco de las cejas y el centro de la frente.

Cómo usarlo: Los iluminadores en polvo son los más fáciles de dominar. Agita tu pincel (puedes usar uno de rubor para las areas más grandes y uno de sobra de ojos para las más pequeñas) en el polvo y luego toca encima de todas las áreas que quieras resaltar. Haz un barrido por el puente de tu nariz para darle un aspecto más delgado y también en la parte central del labio superior para darle a la boca la ilusión de un labio más grueso.

Si tienes la piel grasosa, es mejor que evites la aplicación de iluminador en la frente y la barbilla.

 

 

 

4. Iluminador líquido:

image-(2)

Lo que hace: Crea una apariencia luminosa y casi “mojada”. Es el producto producto ideal para lograr un strobing perfecto.

Cómo usarlo: Una vez que ya aplicas la base líquida o crema humectante con color, lo mejor es usar un pincel, una esponja o tus dedos, para aplicar este iluminador. Si vas a usar cualquier tipo de polvo en tu rostro, asegúrate de aplicar el iluminador después.

Los iluminadores líquidos también se mezclan bien con la base líquida. Mezcla un poco de iluminador en crema con tu base y luego aplícalo sobre toda tu piel para lograr un brillo y luminosidad extra.

 

 

 

5. Iluminador en crema:

image-(3)

Lo que hace: Mejora las características y facciones y le da a la piel un acabado como si estuviera cubierta de un rocío suave.

Cómo usarlo: Cuando se trata de iluminadores en crema, los dedos son tus mejores amigos. Aplícalo después de la base, directamente desde la barra y mezcla con pequeños movimientos circulares. El calor de tus dedos ayuda a derretir el producto en tu piel lo que le da un efecto más natural. (Si prefieres no usar los dedos, una esponja también funciona bien).

Puedes usarlo bajo tus cejas, en la parte superior de los pómulos, como sombra de ojos o en las manzanas de las mejillas.