Reformation Celebró El Día De La Madre Con El Lanzamiento De Un Vestido Diseñado Para La Lactancia

En honor al día de la madre recién pasado, la marca ecológica Reformation celebró la belleza de la maternidad con un nuevo modelo de vestido diseñado especialmente para la lactancia. Su nombre es Addilyn, y es de escote cruzado (wrap dress) para dar un acceso más fácil. Su diseño es amigable con el uso de cualquier sostén y llega hasta la altura de los tobillos, además es hecho de una tela ligera lo que beneficia a la silueta.

La modelo encargada de hacer la campaña publicitaria fue Abby Brothers, quién posó junto a su hija.

 

¿Qué te parece el vestido? A nosotras nos encanta!!

1

2

 

 

Estampado Barnyard

3

 

Estampado Dasha

4

 

Color sólido Sapphire

5

 

Estampado Sonoma

6

Consejos De Estilo Para La Lactancia Materna

Amamantar a un bebé es fácil cuando estás en tu casa pero cuando tienes que hacerlo en otro lugar, puede ser un poco más desafiante. Ya has oído probablemente que cuando se convierte en madre tu guardarropa da un giro en 180º? Bueno, en cierta forma es verdad, especialmente durante la lactancia, ya que tienes que tener ropa que te haga las cosas más fáciles… pero las buenas noticias es que puedes volver completamente a tu estilo pre embarazo una vez que dejas de amamantar a tu guagua (esto puede ser desde 5 meses a 3 años). Por mientras, por qué no tomas nota de estos tips de estilo para mamás durante la lactancia para ayudarte a alimentar a tu bebé más fácilmente cuando sales de tu casa.

 

 

1. Ten un buen stock de camisas abotonadas

Algo que puede facilitar mucho el dar papa es empezar con ropa que te permita acomodarte rápidamente con el bebé. Y qué más fácil de abrir y cerrar que una camisa con botones? Puedes desabrocharla cada vez que tengas que alimentar a tu guagua y después abotonarla de vuelta fácilmente. En general, es recomendable comprar estas camisas una talla más grande ya que tus pechos estarán más grandes por la lactancia.

cute-button-up-top Fashionable-Ways-Style-Button-Down-Shirt Striped_Shirts-Jeans-Nude_Shoes-Street_style-Outfit-1356bf96b8d89fd0a16e1a89232afe25a3

 

 

2. Añade capas

La forma más fácil y conveniente de alimentar a tu bebé es levantarte la polera y acomodarlo, pero esto significa que tienes que mostrar parte de tu guata, lado y espalda. Para hacer que funcione la situación, puedes añadir capas de ropa a tu tenida y ponerte un chaleco o chaqueta encima para cubrirte un poco más mientras le das papa a tu guagua.

Street-Style-May-201554 bomber-jacket-and-gray-top ba34bf55c08afd8add05a910eb6e517c5771a20a146ae4df34ed4d8da35091d3

 

 

3. Elige escotes que permitan un acceso fácil

Si no te acomoda levantarte la polera para amamantar fuera de tu casa, siempre puedes bajar el escote para mostrar menos piel, pero tendrás que encontrar escotes más abiertos que permitan esto. Algunos de los mejores escotes son el “cuello bote”, cuellos en V profundos, y cuellos redondos bien abiertos.

62ff045a19781d50692f740e84a1e6f0 a343629b7c603cb87ea5d281df84ebf9 wide-neck-sweaterwrap-style-top-outfit

 

 

4. No te olvides de los accesorios

Todas sabemos que los accesorios pueden armar completamente una tenida en un instante por lo que si quieres seguir viéndote estilosa incluso durante la lactancia, no te olvides de usar accesorios. Hay muchísimos accesorios que no sólo le añadirán estilo a tu look si no que además son funcionales. Una bufanda o pañuelo, por ejemplo, te mantendrá abrigada y puede darte más privacidad. En lo que se refiere a joyería o bijoux, te sugiero no usar demasiada, si no puedes evitarla por completo, ya que tu bebé puede tironearlas o enredarse.

poncho-outfit-for-breastfeeding de4da7ac3e6ce7edb2bf68bc8c149adb 21d7ea58f93de64c_FFN_jessicasbabyshower_8962183wtmk-750x941Classiq-Chunky-houndstooth-scarf-London-street-style

 

 

5. Opta por prendas estampadas

Cuando le estás dando papa a tu guagua, pueden ocurrir accidentes por lo que puedes terminar con manchas de leche… Estas manchas en tu ropa pueden hacer que te veas desarreglada sin importar cuánto te hayas esforzado por arreglarte en la mañana. Para disimular esto, los tops estampados pueden ser muy útiles. Tener un vestido o top estampado tendrá los ojos ocupados por lo que cualquier mancha de leche podrá pasar prácticamente desapercibida.

9f4977b2071c53370b1f93a09e4c9788 madewell Taylor-Tomasi-Hill-Street-Style-5 9c9587f34cca68996318da3474939379

Es Seguro Hacer Dieta Durante La Lactancia?

Tengo muchísimas amigas embarazadas o que acaban de tener a su bebé, y el tema de la pérdida de peso después del embarazo no es menor. Y cómo no?? Claro, estás dichosa con tu bebé, pero no estás tan dichosa con esa guatita que quedó ahí. Además todos te dicen que con la lactancia pierdes peso instantáneamente, pero no siempre es así… Y tampoco te atreves a hacer una dieta extricta por temor a que esto afecte la leche….Por eso quería compartirles esta guía sobre las dietas durante la lactancia.

Espero que les sirva!!

 

Baby-Hero

 

¿Cuándo puedes empezar?

Aquí hay permiso para tomarte al menos dos meses para disfrutar de tu nuevo amor sin pensar en las dietas! Curarte después del nacimiento, enfocarte en el cuidado tuyo y del bebé recién nacido, y dormir lo más que puedas son tus principales prioridades – no ver si cabes en tus antiguos blue jeans pitillos.

Hacer dieta no se recomienda durante los primeros meses de vida de un bebé, por lo que no restrinjas las calorías, ya que las necesitará para producir suficiente leche y mantener tu sistema inmune fuerte. Pero, si puedes poner en marcha el plan de pérdida de peso a través del ejercicio, tan pronto como tu médico te lo permita – generalmente son seis semanas después del parto si has tenido un parto natural u ocho semanas si has tenido una cesárea. Así que vuelve a tu rutina de ejercicios o saca a pasear a tu bebé. Poco a poco puedes aumentar la intensidad a medida que tu cuerpo está listo. El entrenamiento de fuerza es esencial, ya que no sólo te ayudará a llevar a tu bebé por todas partes, si no que también te ayudará a mantenerte en pie a las 2 am. Además, la masa muscular quema más calorías!

 

 

¿Cuántas calorías?

Se recomienda que todas las madres lactantes consuman alrededor de 400 a 500 calorías extra para ayudar a producir suficiente leche para alimentar a su recién nacido. Esto equivale a no menos de 1600 a 1800 calorías al día para asegurar suficientes calorías para la mamá y su leche.

 

 

¿Qué comer?

Para fomentar la pérdida de peso, evita las galletas y helados, y sigue comiendo la dieta saludable que tenías antes del nacimiento. Elije una variedad de alimentos nutritivos tales como frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables como nueces y palta. Puedes fomentar la alimentación saludable, aumentando la nutrición de tus alimentos favoritos (añadir verduras a un muffin de plátano), llevando en tu cartera snacks de 100 calorías, y manteniendo una caja de snacks saludables en el refrigerador para cuando te ataca el hambre. Justo estos alimentos saludables son lo que necesitas para empezar a perder peso. Mantén una botella reutilizable de agua a la mano en todo momento, ya que el agua no sólo te llenará haciendo que quieras comer menos, si no que además te va a ayudar con el suministro de leche y puede acelerar tu metabolismo. Por supuesto, que darte un gustito ocasionalmente está bien y te animo a hacerlo! Privarte de lo que se te antoja podría empujarte a comer en exceso.

 

 

¿Cuando comer?

Si pensabas que tenías hambre durante el embarazo, sólo espera hasta que estés amamantando. El hambre realmente entra en acción, lo que es una muy buena forma de monitorear cuánto comer. En lugar de tus regulares tres comidas y dos snacks al día, trata de comer algo cada dos horas, así estarás segura de utilizar las calorías que estás ingiriendo.

 

 

¿Cuánto perderás?

Te tomó nueve meses llegar a este peso, así que no esperes perderlo todo dentro de un par de meses. Tu enfoque principal es la alimentación de tu bebé durante los primeros seis meses de su vida, y si bien la lactancia materna ayuda a algunas mujeres a bajar de peso rápidamente de forma fatural, no es el caso para todas, así que no te preocupes si la lactancia no es la llave mágica para volver a tu cuerpo de antes del embarazo. Una vez que tu bebé está comiendo alimentos sólidos regularmente (de 6 a 12 meses después del parto), puedes centrarte más en disminuir gradualmente tu consumo de calorías para bajar de peso – no lo hagas repentinamente, ya que esto podría afectar la producción de leche. Espera a perder cerca de 2 kilos y medio al mes después de los primeros dos meses – perder más podría afectar tu salud o el suministro de leche.

 

 

¿Cómo tu cama puede ayudar?

“Dormir, ¿qué es eso ?” Mientras que dormir una noche completa es un recuerdo lejano, trata de dormir tanto como sea posible ya que es esencial para la pérdida de peso. Debido a que bebé podría no dormir toda la noche por un año o más, acuéstate temprano para recuperar las horas de sueño que perderás cuando tengas que despertarte en medio de la noche. Y para los momentos que estás en la casa con el bebé, escucha a otras madres sabias y duerme una siesta mientras el bebé duerme .

 

 

¿Qué más puedes hacer?

Trata de mantener la lactancia materna lo más que puedas. Los estudios demuestran que la lactancia materna frecuente y hacerlo por más de seis meses es una ayuda para bajar de peso para las mamás. También ir de compras! Puesto que no vas a caber en tus pantalones pre embarazo de la noche a la mañana, y que ya te deshiciste de tus jeans maternales, necesitarás una forma de controlar tu peso, y usar leggings todos los días, por desgracia elásticos no es probablemente la mejor opción. Cada vez que adelgaces un poco, comprar un nuevo par deblue jeans, y tu pérdida de peso será más tangible – pero deje al bebé en la casa si es que puedes; probarte blue jeans, mientras que tu bebe tiene un ataque de hambre o sueño no es divertido (me ha pasado)!!

 

Source: Fitsugar