4 Secretos Para Conseguir Lo Que Quieras

¿Sabías que el lenguaje corporal es una de las mejores herramientas para conseguir lo que queremos? Así es, cuando sabemos controlar nuestros actos podemos dominar un montón de cosas. Lo importante entonces es aprender a dominar de buena manera nuestro comportamiento, logrando así que todo salga relativamente bien.

¿Interesada?

Sigue bajando para descubrir algunos secretos que te ayudarán a conseguir lo que sea!

b1d1d540f4dd676fc211027a7afdc92e

 

 

Trata bien a los demás

Cuando eres amable y tratas de buena manera a las personas que te rodean, te ganas el cariño y el respeto de ellos. Trata siempre de mostrarte interesada en las personas, escuchándolas y ayudándolas cuando lo necesiten. Verás cómo todo este cariño y preocupación se devolverán algún día.

 

 

Construye relaciones

Es importante lograr cierta relación con los que te rodean, ya que estas amistades son las que te ayudarán cuando más lo necesites. Crea lazos que te acerquen cada día más a las personas siendo amable y agradecida. Sin criticar y esperar nada a cambio.

 

 

Se franca

A muchas nos asusta decir lo que pensamos, ya que nos da miedo perder una amistad por el simple hecho de decir la verdad. Cuando en realidad, ser francas y transparentes nos convierte en verdaderos líderes con poder de influenciar y controlar muchas situaciones.

 

 

Se líder

Que no te importe lo que piensen los demás. Actúa de acuerdo a tus ideales escuchando siempre a tu conciencia. De esta manera serás una mujer única y consecuente, digna de imitar.

 

6 Formas En Las Que Las Mujeres Pierden Poder… Y Como Pueden Parar

Es muy inspirador ver a mujeres empoderadas con su carrera y exitosas en lo que hacen, pero muchas veces no nos damos el tiempo de pensar en cómo podemos aumentar (o mantener) nuestra propia energía en nuestro lugar de trabajo. Es importante analizar la influencia en quiénes te rodean y el impacto que tienes sobre los negocios de tu empresa, porque una vez que entiendas mejor tu valor, serás más capaz de poder protegerlo. Aquí te contamos sobre algunas cosas que puedes estar haciendo y sin darte cuenta estar saboteando o debilitando tu éxito, y también te contamos cómo dejar de hacerlo!

 

Risktaking

 

 

1. Usar lenguaje diminutivo.

Las mujeres tenemos la tendencia de agregar la palabra “sólo” justo donde no pertenece, diciendo “Yo sólo quiero saber…” o “Sólo estoy comprobando…”, haciendo que las demás personas del lugar de trabajo nos perciban con menos poder. De acuerdo con un artículo de The Harvard Business Review, “Las personas siempre deberían esforzarse por reemplazar las palabras sin sentido por unas más fuertes”. Por ejemplo, cambiar “siento” o “pienso” por “confío” o “espero”.

 

2. Disculparte más de la cuenta.

¿Alguna vez haz contado el número de veces que dices “lo siento” o “perdón” en un día? Es probable que sean muchísimas. La oficina es el peor lugar para decir perdones innecesarios. Según Forbes, “el decir que lo sientes innecesariamente te pone en una posición subordinada. Cuando te disculpas más de la cuenta, estás regalando tu poder”.

 

3. Dejar que otros se apoderen de tus ideas.

¿Alguna vez has discutido una idea con tu jefe o compañero de trabajo y luego te sentaste en silencio en una reunión mientras tu confidente se atribuyó tu idea? Cuando esto pasa, no tengas miedo de recuperar el crédito diciendo algo como: “Gracias por traer esta idea que propuse antes”. Eso no es pasivo-agresivo, es sólo una técnica para mantener tu reputación.

 

4. Fallar con la auto-promoción.

Muchas veces somos reacias a la auto-promoción, pero este hábito nos hace depender de otros para reconocer nuestro trabajo duro y buen rendimiento. La verdad es que nadie se preocupa de tu carrera tanto como tú lo haces, así que si no eres tu propia defensora más fuerte, estás en una seria desventaja. Cuando no somos capaces de demostrar nuestro valor a los demás, nos presentamos como menos valiosas.

 

5. No usar el capital social.

Muchas veces somos rápidas para ofrecer nuestra ayuda a otros, pero reacias a pedir ayuda a los demás. Según Forbes, “el poder viene de conocer la relación entre la forma en que hacemos nuestro trabajo, los resultados empresariales positivos y nuestra propuesta de valor. Hay poder en el uso de la influencia para poder construir relaciones mutuamente beneficiosas en nuestra industria”. Si no vas a aprovechar tu impacto en las relaciones, las cuales has luchado duro por construir, entonces estás perdiendo poder.

 

6. Elegir simpatía sobre eficacia.

Las mujeres por lo general esperan ser agradables en su lugar de trabajo, pero si vas a gastar tu energía tratando de ser querida en lugar de tratar de ser eficiente, entonces no vas a conseguir una reputación de poderosa. Según Forbes, “Si tu enfoque principal es ser querido, no vas a ser visto como un líder”. Corres el riesgo de ser visto como un peluche tierno en lugar de alguien con opinión, porque sólo estás buscando la aprobación de los demás.