5 Razones Secretas Por Las Que No Logras Bajar De Peso

Si te estás ejercitando constantemente y estás comiendo los alimentos correctos, gran trabajo! Pero aquí hay una cosa: tus comidas saludables y rutinas de ejercicio no están manifestando ningún resultado, además de los músculos doloridos con los que apenas puedes caminar el día siguiente. Antes de frustrarse y volver a las rutinas poco saludables como, por ejemplo, pasar largas horas frente al televisor, hay algunas cosas que debes saber…

Existen unos pequeños secretos que pueden ser el motivo por el cuál no estas consiguiendo tus objetivos, y para nuestra suerte, son fáciles de arreglar! Sigue hacia abajo para descubrir las respuestas a tus dudas y entender por qué no has logrado bajar esos kilos de más!

 

 

 

Razón Secreta #1: Tu adicción al café.

main.original.585x0

Noticia de última hora: Si tus niveles de estrés están por las nubes, entonces tu cuerpo va a reaccionar en consecuencia. El exceso de cortisol (hormona del estrés) en el cuerpo daña las glándulas suprarrenales, lo que perjudica la capacidad del cuerpo para digerir y metabolizar de manera eficiente. El cortisol liberado durante los sentimientos de estrés también causan que se almacene más grasa corporal y reduce la capacidad para quemar calorías. Si estás acostumbrada a pasar tus períodos de estrés con una taza (o tres) de café, tenemos una mala noticia para ti: Esto sólo hace que la situación empeore. El café puede tener el mismo efecto en el cuerpo, mediante el aumento de los niveles de cortisol. Lo recomendable es tomar Té detox que es una buena forma de hidratar el cuerpo y calmar las glándulas suprarrenales en lugar de hacerlas trabajar a toda marcha. Tarta de des-estresarte y reducir o incluso eliminar el consumo de cafeína!

 

 

 

Razón Secreta #2: La mala costumbre de comer siempre apurada.

main.original.585x0-(1)

Si siempre estás corriendo desde el gimnasio, a la oficina y a los happy hours, entonces es posible que te encuentres comiendo la mayor cantidad de tus comidas en el camino. Un consejo: no lo hagas! Comer en el camino puede ser muy bueno para gestionar el tiempo, pero no lo es para tu sistema digestivo. Tómate un momento para sentarte y comer, ya que esto no sólo te ayuda a digerir los alimentos, sino que también a evitar el riesgo de comer en exceso si realmente le tomas atención a lo que consumes.

 

 

 

Razón Secreta #3: No te estás hidratando.

main.original.585x0-(2)

Probablemente estás tomando agua después de cada sesión de gimnasio para hidratarte, pero ¿sabías que la ingesta diaria de agua puede tener también un efecto en tu cintura? La hidratación es esencial para que los principales procesos del cuerpo funcionen correctamente, y esto incluye la digestión y metabolismo. Sin una hidratación adecuada nuestro metabolismo se pone más lento y la grasa se almacena alrededor de la cintura. Además, el agua ayuda al cuerpo a eliminar toxinas que son las que impiden al cuerpo su capacidad natural para equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y metabolizar el colesterol (ambas tiene un impacto en la pérdida de peso). Preocúpate de mantener una botella de agua siempre llena junto a ti y beber con frecuencia durante todo el día.

 

 

 

Razón Secreta #4: No estás comiendo frutos secos de la forma correcta.

main.original.585x0-(3)

Los frutos secos se promocionan como una gran fuente de proteínas y grasas saludables, lo cual puede hacer que corramos a comerlos cuando tenemos un antojo. Sin embrago, no vayas tan rapido! Puedes comerlos de forma indulgente pero siempre con moderación y dejarlos remojar la noche anterior antes de comerlos. ¿Por qué? Los frutos secos crudos contienen altos niveles de ácido fítico, que pueden unirse al tracto gastrointestinal y causar irritación. Cuando están germinados, los frutos secos son más fáciles de digerir. Remojar las nueces o almendras en agua caliente neutraliza los inhibidores de la enzima que están presentes en todas las semillas e incluso estimula la producción de enzimas beneficiosas.

 

 

 

Razón Secreta #5: Estás evitando las grasas.

main.original.585x0-(4)

Aunque te cueste creerlo, las grasas son tus amigas! al menos las del tipo adecuado. La grasa no es sólo esencial para mantener la energía y crecimiento, sino que también ayuda al cuerpo a quemar grasa. Los estudios han encontrado que las personas que consumían más grasas insaturadas tenían menor porcentaje IMC y un menor porcentaje de grasa corporal. Las grasas saludables como el Omega 3 ayudan a acelerar el metabolismo, equilibrar las azúcares en la sangre y mantenerte satisfecha por más tiempo.

La Razón Número 1 Por La Que No Pierdes Peso

 

Estás haciendo ejercicio y alimentándote bien pero aún así no ves resultados en la pesa. Esto puede ser realmente frustrante! Aquí te contamos cuál podría ser el problema. Sigue leyendo!

 

dieting-but-not-losing-weight

 

El mayor error que cometen las personas al intentar bajar de peso es que se limitan demasiado. Esto no sólo significa la elección de comida que están haciendo, sino también la cantidad que están consumiendo. Cuando privas al cuerpo de alimentos, éste entra en un modo de hambre y empieza a almacenar los alimentos en forma de grasa. Pero si la comida que estás consumiendo son los alimentos que odias, lo más probable es que no sigas con el programa, y pierdas la parte más importante de este cambio de estilo de vida.

Lo mejor es tratar de encontrar un término medio entre comer las suficientes calorías que te mantengan saciada, pero también lo suficiente para crear un déficit de calorías que resulte en ir perdiendo peso cada semana. No se puede vivir sólo de hojas verdes, así que asegúrate de incluir alimentos que te gusten, y si no eres la más saludable para tus elecciones, trata de encontrar la mejor manera para poder disfrutar de este tipo de comidas saludables. Permítete a ti misma disfrutar, por ejemplo, de un pequeño trozo de chocolate amargo al día que satisfaga tus antojos. Esta forma de comer será mucho más fácil de poder mantenerla por un período de tiempo más largo, lo que te facilitará seguir con la dieta y llegar a tu meta.

 

Como Perder Peso Sin Sufrir: La Guía De Las Chicas Perezosas

Cuando nos proponemos empezar una dieta y bajar de peso, sabemos que eso implica una buena cantidad de sudor, sacrificio y disciplina. Si estás pensando en perder algunos kilos, pero no estás dispuesta a someterte a una dieta estricta y exigentes rutinas de ejercicio, existen algunas cosas que puedes hacer y seguro también serán una ayuda.

Si bien no existe una receta mágica, aquí te dejamos una guía con los pasos a seguir para perder algunos kilos sin sufrir.

 

WEIGHT-LOSS-PROGRAM

 

1. Siempre empezar una comida con un vaso de agua: Vas a mantenerte hidratada y sentirse más satisfecha al instante, lo que le puede ayudar a no comer en exceso.

2. Hacer algunos intercambios simples en cada comida: Reemplazar un aliño preparado por una vigreta o limoneta hecha en casa, puede ahorrarte unas 80 calorías. También lo haces si eliges fruta fresca el lugar de una en conserva.

3. Come un trozo de chocolate amargo para el postre: En lugar de optar por unas galletas a media mañana, calma tu antojo de azúcar con un trozo de chocolate amargo. Puede que las primeras veces no sea absolutamente satisfactorio, pero a medida que vayas dejando la ingesta de azúcar, lo será.

4. Mide el tamaño de tus porciones: Si estás buscando perder peso, es importante que comas porciones adecuadas de comida. Sirve una porción antes de comer, en lugar de hacerlo directo desde la bolsa.

5. Muévete más: Incluso si no estás dedicando algunas horas a entrenar, puedes quemar calorías extra al hacer un esfuerzo y caminar más durante el día. Puedes tomar descansos y dar algunas vueltas alrededor de la oficina, también puedes elegir las escaleras en lugar del ascensor.

6. No bebas tus calorías: Es una razón común por la que a veces no notas los resultados de una dieta. Un jugo en la mañana o un vino durante la comida pueden subir tu ingesta de calorías. Elige siempre el agua, a la que puedes darle sabor agregando unas rodajas de pepino o limón.

7. No pases hambre por demasiado tiempo: Un poco de hambre puede ser bueno, pero esto no puede pasarte durante todo el día, ya que eso es malo para tu metabolismo y además, puede provocar visitas a la cocina en que comes más de la cuenta para saciar ese apetito. Cuida organizar bien tus comidas para que así evites niveles demasiado bajos de azúcar en la sangre.

8. Come snacks con alto contenido de proteínas y ricos en fibra: Cuando es el momento de hacer una pausa a media mañana mientras estás en el trabajo, cuida mantenerte alejada de los snacks envasados o esos al vacío: las galletas, papas fritas, etc; tienen alto contenido calórico y graso. Inclínate por aquellos ricos en proteínas y fibra, los que te ayudarán a sentirte satisfecha más rápido y por más tiempo.

9. Que tu cena sea liviana y temprano: Trata de que tu comida contenta alrededor del 25% de las calorías que has consumido a lo largo del día y de cenar al menos dos o tres horas antes de acostarte. Comer demasiado tarde puede causar problemas de digestión y afectar en el sueño.

10. Duerme más: La falta de sueño puede provocar que comas más durante el día y no tener suficiente energía para hacer algún tipo de deporte. LO recomendable es dormir de 7 a 9 horas cada niche. Esta es una manera fácil y eficaz de mantener tu meta de la pérdida de peso en el camino correcto.