7 Malos Hábitos Que Realizas Cuando Compras Y Que Debes Romper

Debemos admitir que no hay mejor sensación que agregar nuevas prendas a nuestros closets. Sin embargo, muchas veces este amor por comprar viene acompañado de malos hábitos que finalmente nos hacer sentir arrepentimiento en vez de satisfacción. Para evitar esas compras impulsivas, les dejamos una lista de 7 malas costumbres que tenemos a la hora de comprar y que debemos abandonar para sentirnos extremadamente felices cada vez que compremos algo nuevo.

 

1. No seleccionar las tendencias que de verdad nos gustan y que van con nuestro estilo

Las prendas de tendencias obviamente son importantes para lograr un closet estiloso, pero a veces puede resultar muy fácil perderse en ellas. Debes aprender a contener la tentación, y ser muy estricta cuando compres prendas de tendencia para llevar a tu casa. Solo debes elegir aquellas que eleven tus outfits, que te asegures que vas a usar varias veces, y que además vayan con tu estilo!

 

2. No probarse los zapatos antes de comprarlos

No hay nada mas decepcionante que darte cuenta que tus nuevos zapatos te causan dolor, heridas o te cortan la circulación de los pies. Evita este desagradable momento tomándote el tiempo en la tienda de ponerte los zapatos y de caminar con ellos durante unos minutos en la tienda para asegurarte de que te queden bien y no te duelan. Y si los encargas por internet, pruébatelos apenas lleguen, y si no te quedan bien regrésalos.

 

3. No revisar las políticas de devolución de la tienda

Recuerda siempre revisar las políticas de devolución. No hay nada peor que tener que tratar de convencer al vendedor de poder cambiar algo cuando la fecha límite ya ha pasado. Además también hay varias tiendas que no aceptan devoluciones ni cambios de prendas como zapatos o joyas.

 

4. Hacer compras impulsivas

Por muy tentador que sea, nada bueno sale de comprar algo online a las 2 de la mañana con una copa de vino en la mano. Limítate a comprar en el momento adecuado, ya que solo de esta forma te asegurarás de no comprar cosas innecesarias y que no necesitas.

 

5. Gastar solo en prendas de tendencia y no en prendas prácticas

Si comprarte un par de básicos como unos buenos jeans o un sweater abrigado, no te distraigas por las prendas de tendencias. Si, a veces son bastante más entretenidos de comprar, pero las prendas básicas valen bastante más la pena en ese momento.

 

6. Comprar algo cuando NO LO AMAS

No compres solo por comprar. Solo debes comprar esas prendas que amas, que sabes que usarás miles de veces y que te volvieron loca cuando las vistes. Esta recomendación debes seguirla especialmente en la liquidaciones, en donde muchas veces nos dejamos tentar por los precios y no realmente por la prenda.

 

7. Comprar prendas más lujosas sin pensarlo bien antes

Si vas a comprar una prenda de diseñador, o algo en lo que debes invertir bastante dinero, piénsalo bien. Puedes tomarte todo el tiempo del mundo, ya sea una semana o un mes, para pensar si de verdad vale la pena ese gasto, ya que el arrepentimiento después puede ser muuuy grande.

7 Malos Hábitos Que Debes Romper Para Ser Más Productiva

Reconozcámoslo, la productividad es esencial para crecer y ser valoradas en lo laboral. Por eso, es muy importante que evitemos durante nuestras horas de trabajo estos 8 malos hábitos que normalmente nos desconectan de nuestras tareas.

¿Quieres saber cuáles son?…

 

 

 

 

El celular

Este es probablemente el peor distractor. Una simple vibración de este aparato es suficiente para captar toda nuestra atención (y quien sabe por cuántos minutos…). No basta con ponerlo en silencio, debes esconderlo en un cajón o cualquier lugar que no lo veas.

 

 

 

 

Saltarse comidas

Estar saciada y llena de energía es la clave para ser productiva. Si llegas al trabajo sin tomar desayuno, es obvio que tu desempeño será más lento e ineficaz. Debes mantener a tu cerebro feliz, comiendo alimentos saludables y nutritivos cada 4 horas.

 

 

El sedentarismo

El deporte incrementa nuestra productividad al mantenernos despiertas, frescas y alertas. Incluso hay estudios que demuestran que la práctica de ejercicio durante el día eleva nuestro estado de animo, y reduce el estrés y la ansiedad.

 

 

 

 

Revisar el correo a cada rato

Es importante que respondas todos tus e-mail. Sin embargo deberías programar algún minuto del día para esto, ya que nunca sabes cuanto tiempo te tomará.

 

 

No priorizar

No priorizar las tareas es la receta para el desastre. Es importante que planees todos tus días con el fin de hacerlos más agradables y productivos.

 

 

 

 

Tratar de ser perfecta

Como todas sabemos, lo perfecto es enemigo de lo bueno. Muchas veces nos obsesionamos con detalles insignificantes que no tienen mucha importancia, estos diminuye en gran medida nuestra productividad.

7 Cosas Que Debes Eliminar El 2017 Para Ser Más Saludable

Si unas de tus resoluciones de año nuevo fue llevar una vida más saludable, hoy te facilitaremos esta difícil tarea mostrándote las siete cosas que hoy están arruinando tu salud y tu vida. Elimínalas en un 100%  y te aseguro que notarás grandes cambios!

 

 

 

 

Ser negativa

No seas mala contigo misma y deja atrás ese molesto sentimiento de negatividad e inferioridad. Créete el cuento!, tu eres capaz de lograr grandes cosas si te lo propones!

 

 

Controlar tu peso

Deja atrás esa absurda obsesión por la pesa! la cantidad de kilos que marca no dice nada! Muchas mujeres suben de peso al hacer deporte porque aumentan su musculatura, así que olvídate de eso y comienza desde ya con una vida más sana, haciendo deporte y llevando una buena alimentación.

 

 

Hacer un deporte que odias

No todas las mujeres poseen la misma resistencia. Si te esfuerzas mucho realizando un entrenamiento que odias, terminarás odiando el deporte en general. Existen muchas alternativas para ejercitarse, tu solo debes elegir la que más se acomode a tus necesidades.

 

 

 

 

Estar estresada

El estrés puede causar aumento de peso, hinchazón, dolor físico, problemas de la piel, y mucho más. Si tu no quieres sufrir alguna de estas terribles consecuencias comienza desde ya a llevar un nivel de vida más relajado.

 

 

Ser perfeccionista

La busqueda de lo perfecto es una acción poco realista e inalcanzable que terminará perjudicando tu salud física y mental. Recuerda siempre que lo perfecto es enemigo de lo bueno.

 

 

Contar calorías

Cuando cuentas calorías, generas una relación negativa con la comida, y la comida es nuestro principal combustible para poder vivir. Si quieres perder peso, solo debes llevar una dieta equilibrada cargada de proteínas, grasas saludables y muchos pero muchos vegetales.

 

 

 

 

Obsesionarse con los súper alimentos

Si no te gusta el Kale y haces todo lo posible por incluirlo en tu dieta, terminarás odiando la comida saludable en general (cuando en verdad deberías amarla). Existen muchos alimentos beneficiosos para la salud, tu solo debes elegir el que más te guste.

 

5 Malos Hábitos Que Están Impidiendo Tu Éxito

Seguramente en más de una ocasión has soñado despierta, imaginándote todas las cosas que podrías hacer o lograr en tu vida si tuvieras tiempo, energía, dinero etc…. Pero, tu sabías que puedes lograr lo que quieres si te lo propones?

¡Así es! Estudios demuestran que las personas que pasan mucho tiempo pensando acerca de cómo lograr sus sueños, son individuos atrapados en la comodidad de su rutina y malos hábitos.

Así que no lo pienses más y comienza a trabajar por tus sueños, renunciando a estos cinco hábitos que te tienen atrapada!

Sigue leyendo para ver cuáles son…

 

519bcdfd7424be2fda6999e11d90f45d-564x600

 

 

Dejar todo para última hora

Muchas mujeres creen que trabajan mejor bajo presión, dejando lo importante para último minuto. Esto es un hábito muy malo que solo te esta causando estrés en situaciones que no deberías tenerlo si eres organizada.

ad21cf622b07e24c_social-media

 

 

Decir que no puedes

Muchas veces nos metemos en la cabeza que no podemos hacer ciertas cosas, rechazando ofertas y oportunidades que nos podrían ayudar a alcanzar nuestros sueños. Recuerda que todo se puede en esta vida si le ponemos empeño.

 

 

Despertarse tarde

“Al que madruga Dios le ayuda”. Este es un dicho muy cierto, ya que al levantarnos temprano tenemos tiempo para hacer más cosas, llegando al final del día con una gran satisfacción.

victoria-beckham-patrick-demarchelier-vogue-aug14-p140_b

 

 

Compararse con los demás

Todas las mujeres somos únicas e irrepetibles, con habilidades particulares, las cuales debemos aprender a desarrollar, sacando lo mejor de ellas. Cuando tratamos de ser cómo alguien, las cosas nos salen mal, ya que no estamos utilizando nuestras aptitudes.

 

 

Ser impaciente en lograr tus metas

Todas las cosas se logran mediante un proceso. Nadie fue gerente de una empresa de la noche a la mañana. Trabaja día a día por lograr tus sueños y no te desanimes cuando algo te sale mal, recuerda que las experiencias son las que nos ayudan aprender y crecer.

18030342_SS_BrandShoot_April2015_09

 

 

 

7 Malas Costumbres Que Deberías Dejar Atrás A Los 30

Cuando pasan los años y maduras, hay ciertos hábitos que tienes que dejar de lado, superarlos y empezar a preocuparte de ser feliz. Sigue hacia abajo porque aquí te detallamos 7 malas costumbres que tienes que dejar atrás cuando llegas a los 30!

54ac2ab20eb8f_-_elle-06-lfw-ss15-street-style-day1-h

 

 

1. Criticar negativamente cada foto que te sacas.

Mira detalladamente todas las fotos que te sacaste durante tus 20 años. Apostamos que tu reacción inicial, al menos al ver unas cuantas de ellas será: “Me acuerdo que odiaba esta foto, pero no sé por qué, me veo tan linda y joven”. En 10 años, te sentirás de esa misma manera sobre las fotos que te saques hoy en día, entonces mejor terminar con ese odio y empezar a mirarlas con amor!

 

 

2. Desviar los cumplidos.

Como Amy Schumer dijo alguna vez tan brillantemente, las mujeres son las peores aceptando elogios. Si bien los cumplidos pueden sentirse algo incómodos cuando los recibes, a tus 30 es el momento de decidir que te los has ganado y responder a ellos con un simple “gracias”.

 

 

3. Decirte a ti misma que eres una perdedora.

Si hablas con cualquier persona de la misma forma en que hablas contigo misma, serías expulsada de la sociedad. Practica una auto conversación que sea más como cuando hablas con tus amigas, probablemente más tolerante, más alentadora y, sobre todo, más amorosa. Deja esos monólogos de chica mala propio de tus 20.

 

 

4. Compararte con otros.

Como dijo alguna vez Mark Twain, “La comparación es la muerte de la alegría”. Cada vez que te encuentres pensando en tus puntos débiles en comparación a los que te rodean, toma un momento para volver a centrarte en ti misma y en los objetivos que te has propuesto. Confía en nosotras, este es un truco garantizado para poder mantener la salud mental, ya que lo único que tiene el control sobre nuestra vida somos nosotras mismas. Mira tu propio progreso y compáralo con donde estabas antes (en lugar de con otra persona), así serás capaz de establecer objetivos realistas y celebrar esas pequeñas victorias en lugar de depreciarte constantemente.

 

 

5. Decir “sí” cuando quieres decir “no”.

La vida es corta y al entrar a los 30, de repente se siente mucho más corta aún. Esto significa que es necesario dar prioridad a tu tiempo de manera diferente, y qué mejor forma de hacer esto que poder decir no, cuando quieres decir no. Si no quieres ir a la celebración del cumpleaños del hijo de tu amiga, no lo hagas. Si no quieres salir una noche, pero te habías comprometido con alguien, pide las disculpas correspondientes y listo, prende Netflix. No estamos diciendo que tienes que apartarte de la sociedad, sino que eres una mujer adulta que no tienes por qué hacer algo que no tienes ganas.

 

 

6. Mantener amistades que no te hacen feliz.

Definitivamente deberías “limpiar” tus amistades una vez que llegas a los 30. Nadie te va a dar alegrías 24/7, pero no hay ninguna razón para seguir malgastando tu tiempo con alguien que te aplasta constantemente. Recuerda, las amistades son una opción!

 

 

7. Hacer excusas para los hombres.

Si te quedas esperando la respuesta a un mensaje, o te dice que está ocupado en el trabajo, etc… A estas alturas ya deberías conocer la verdad, y no tienes tiempo para perseguir a alguien que en realidad no te persigue también a ti. Es su lugar, elimina su número y empieza a buscar otras formas de pasarlo bien o encontrar el afecto en alguien que realmente se lo merece.

Una Guía De 5 Pasos Para Romper Cualquier Mal Hábito

portada

Todos tenemos malos hábitos que podríamos mejorar. Desde acostarnos muy tarde y tener atracones con la comida, a olvidar pagar las cuentas a tiempo. Y a pesar de que no son graves, hay ciertos ajustes que se pueden hacer para superarlos…

Brad Lamm, intervencionista de las celebridades y adicto recuperado, que trata con problemas de abuso de drogas y desordenes alimenticios, creó una pequeña guía con cinco pasos con los que puedes romper cualquier mal hábito. Sigue leyendo para conocerla, y atrévete a hacer los cambios necesarios para mejorar tu vida!

 

 

1. Conoce la diferencia entre un hábito y una adicción

A diferencia de las adicciones, un mal hábito es lo que Lamm identifica como “situacional.” Esto significa que mientras una adicción es más habitual e interfiere con tu vida cotidiana, un mal hábito no es tan severo. Una vez que has identificado la diferencia, puedes empezar a trabar para romperlo.

¿No estás segura si es un hábito nocivo o una adicción? Hablar con tu médico puede ser un buen comienzo.

 

 

2. Fija una intervención

El primer paso para fijar una intervención es imaginarte en el futuro, y ver cómo sería tu vida cuando renuncies a tu hábito destructivo. Deja que esa visión sea tu motivación y escríbela en algún lado que puedas ver con facilidad cuando tu voluntad flaquee.

 

 

3. Establece una fecha límite

Contrario a lo que puedas pensar, simplemente deicidir parar un día y por ejemplo botar todos tus cigarros, no es cómo se logra eliminar un mal hábito: “El cambio se logra cuando se tiene un plan,” explicó Lamm. Elige una fecha de término que quede más adelante en el tiempo, y luego ve fijando metas diarias o semanales para introducirte de a poco en la conducta.

how-to-break-bad-habits
 

 

4. Usa las redes sociales

No es por nada que hashtags como #IQuitSugar y #BikiniBodyChallenge son tan populares: publicando tus planes e intenciones, le estarás avisando a lo que Lamm llama tu “círculo de cambio,” que son esas personas que te recordarán tus metas aún cuando no quieres que lo hagan.

 

 

5. Trátalo como un antojo pasajero

Cuando sientas ganas de volver a tu desagradable hábito, Lamm sugiere usar esta técnica para superarlo: “Las ganas vienen y van, así que visualízalas como algo temporario que serás capaz de superar y que no se quedará contigo para siempre.” Recuerda que estudios muestran que se necesitan 66 días para que un hábito adquirido se convierta en algo automático, así que aguanta!

5 Hábitos Que Podrían Sabotear Tu Estilo De Vida Saludable

Si estás pesando más de lo que quieres, es porque probablemente has adquirido algunos “hábitos grasos” a lo largo de tu vida. Estos hábitos son comportamientos y opciones de alimentación que realmente cambian la química del cerebro y pueden conducir a aumentar los antojos de alimentos ricos en calorías, más apetito y la incapacidad de sentirse satisfecha, lo que significa una triple amenaza en contra de tu aumento de peso.

La buena noticia es que cambiar estos comportamientos depende sólo de ti y estamos seguras de que podrás hacerlo! Puedes perder peso de forma natural y sin tener que hacer una dieta, sólo es necesario que cambies estos hábitos que te detallamos a continuación.

portada

 

 

1. Muchos happy hours.

Un efecto secundario poco feliz de los happy hours es el aumento de peso, y justo donde no quieres: en el abdomen. Se ha demostrado en varios estudios que las bebidas alcohólicas – como la cerveza, vino o licores – incrementan la grelina, que es la horma del hambre, encendiendo las áreas del cerebro que desencadenan los antojos de alto contenido de grasa y los alimentos ricos en calorías. Es por esto que unos 30 minutos después de tomar algún trago, las papas fritas se hacen irresistibles.

Un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition reportó que tomar alcohol es más probable que cause el efecto de comer demasiado, que estar frente a la TV o saltarse horas de sueño. Mientras que beber de manera moderada probablemente no te hará aumentar tu ingesta de alimentos, el consumo excesivo de alcohol sin duda hará que tu cintura aumente.

 

 

2. Falta de sueño.

La falta de sueño no sólo te hará sentir cansada, sino que también hambrienta. Varios estudios han concluido que la falta de sueño aumenta las hormonas del hambre y afecta a la parte del cerebro que procesa las consecuencias negativas de nuestras decisiones. Por ejemplo, puede que ni siquiera registre las 450 calorías y 6 gramos de grasa saturada que tiene un pastel, y en su lugar sólo te hace pensar en lo maravillosos de su gusto.

¿Las buenas noticias? Mientras más duermes, menos ganas tienes de comer alimentos poco saludables. Los expertos recomiendas al menos siete a ocho horas de sueño por noche.

 

 

3. Mucha TV.

Si eres de las que pasa maratónicas sesiones de Netflix, no te sorprendas si tu peso empieza a subir. Los adultos que ven más TV son más propensos al sobre peso u obesidad. De hecho, un estudio de 6 años que fue hecho a más de 50.000 mujeres de mediana edad, informó que por cada hora que se pasa frente a la televisión por día, el aumento del riesgo de obesidad sube en un 23%. Los investigadores creen que la televisión estimula el apetito y el deseo de alimentos altos en calorías. Mientras tanto, comer mientras ves TV conduce a un consumo excesivo, ya que comes más cuando estás distraída. Los expertos recomiendan limitar la televisión a no más de dos horas por día para así aumentar el control del peso y calorías.

 

 

4. Comer distraída.

Entre postear una foto, mandar un mensaje, twittear y todo lo demás que hacemos – en vez de hacer lo que se supone que debemos estar haciendo – no es sorprendente escuchar que nos hemos convertido en una nación de consumidores descerebrados. Pero, está demostrado que comer distraídos es una de las formas más fáciles de ganar peso. Un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition asignó aleatoriamente a un grupo de amigos a jugar cartas mientras comían, y al mismo tiempo otro grupo no hacían nada. ¿Los resultados? Los que estaban distraídos comieron más rápido, consumieron más calorías y se sintieron menos satisfechos, y además comieron hasta un 100% en comparación a lo que estaban almorzando sin distraerse. Come sentada, con un plato y cubiertos, y toma atención a la sensación de saciedad.

 

 

5. Comer afuera más de una vez a la semana.

Por cada vez que sales a comer, consumes en promedio 200 calorías más que si hubieras comido en tu casa, esto según un nuevo estudio publicado. Los investigadores dicen que las calorías adicionales provienen de porciones más grandes, más altas en grasas y calorías. Un estudio reciente en la revista International Journal of Obesity reportó que más de el 50% de los adultos que consumen tres o más comidas fuera de casa por semana, tienen un mayor IMC (índice de masa corporal) que aquellos que lo hacen con menos frecuencia. Esto es porque al menos están comiendo 600 calorías adicionales por semana, lo que se traduce en 31.200 calorías adicionales en un año. Planea comer en casa con mayor frecuencia y elige receta fáciles rápidas, o también cocina el fin se semana lo que comerás el resto de la semana.

Cómo Dejar Tus Malos Hábitos Ahora

Todas tenemos nuestros vicios. Tal vez eres adicta a tu café de la mañana o te muerdes las uñas con demasiada frecuencia. Estas cosas no son siempre un problema, pero si te empiezan a molestar entonces deberías considerar terminar con el ciclo. Esto puede ser difícil, pero no eres la única que tiene dificultades para romper con esos malos hábitos que ya están profundamente arraigados, es por eso que aquí te dejamos algunos consejos que seguro te ayudarán a poder empezar!

 

Easiest-Way-to-Stop-Smoking

 

1. Entender lo que desencadena el comportamiento.

Las cosas que hacemos muy seguido tienen que ver con los pensamientos que nos rodean. Por ejemplo, el café puede ser parte de tu ritual de la mañana porque sientes que no puedes despertarte sin él. El morderte las uñas puede ser efecto de cuando estás agitada o nerviosa por algo. La comprensión de cuándo y por qué haces las cosas es la única manera efectiva de romper el ciclo. Cuando conoces qué es lo que está detrás del comportamiento es cuando puedes hacer cambios.

 

2. Escribir tus intenciones.

Escribir tu intención de cambiar un comportamiento puede ayudarte a recordarlo. Por lo general, estas cosas las hacemos sin siquiera pensarlo, como cuando te muerdes las uñas y sólo lo notas después de que ya lo hiciste. Al escribirlo estás siendo consciente de eso, lo que te ayuda a obtener resultados más rápido porque puedes poner fin al mismo minuto en que está sucediendo.

 

3. Decírselo a un amigo.

Un amigo puede recordarte cuando empiezas con tu mal comportamiento, lo que puede ser especialmente útil para esas veces en que tú no te das cuenta de que lo estás haciendo. Decirle a otra persona también puede inculcar un sentido de responsabilidad que te ayudará a poner fin al mal hábito.

 

4. Empezar de a poco.

A veces, dejar de hacer algo de una sola vez podría ser demasiado drástico. Puede resultar para algunas personas, pero si quieres una transición más fácil y un efecto duradero, entonces debes empezar con pequeños pasos hasta lograr dejar el mal hábito por completo.

 

5. Premiarte.

Cuando has dejado un mal hábito con éxito, es necesario que te des a ti misma un poco de reconocimiento. Recompénsate! Incluso podría ser una buena idea tener la recompensa en mente cuando empiezas, ya que eso también te servirá como una motivación positiva.

 

6. Ser paciente contigo mismo.

No seas demasiado dura contigo misma si metes la pata de vez en cuando. Dependiendo del hábito, el nivel de esfuerzo requerido para romperlo puede ser muy difícil. Un pequeño progreso es mejor que ningún progreso, así que mantén tu propósito y recuerda que la cantidad correcta de motivación y foco es lo que te hará conseguirlo.

 

También vale la pena mencionar que el período en el que te encuentras es importante. Si estás experimentando un cambio de vida grande o estás con más estrés de lo habitual, tal vez no sea el momento adecuado para dejar ciertos hábitos, porque puede sólo causar más estrés. Sólo tú puedes ser la jueza de esto, pero definitivamente vale la pena tenerlo en cuenta.

9 Hábitos Nocturnos Que Están Dañando Tu Piel

Incluso si tu rutina por la tarde luego de un día laboral o de estudios es de lo más sana (ejercicio, comidas saludables, etc), todavía existen algunos hábitos sorprendentes que podrían causar estragos en uno de tus activos más preciados: la piel. No queremos desanimarte sin darte una solución, es por esto que te detallamos a continuación una lista con los 9 hábitos nocturnos que están dañando tu piel,  junto con la forma de poder resolverlos. Sigue leyendo y descúbrelos!

 

shutterstock_41563432

Hábito #1: Tu rutina de limpieza

Si pasas una toalla desmaquillante limpia por tu rostro después de terminar con tu limpieza, te sorprenderás de la cantidad de maquillaje que aún queda. La mayoría de las veces, nuestro limpiador tradicional no elimina del todo el maquillaje o la suciedad que se acumula a lo largo del día. En lugar de usar simplemente tu desmaquillante, trata una doble limpieza con un limpiador a base de aceite, o un bálsamo limpiador de maquillaje de disolución en primer lugar. Los aceites de estas dos fórmulas disolverán suavemente el rímel, base, suciedad y grasa de la piel.

 

Hábito #2: Estás usando los productos equivocados

Las células de la piel se regeneran y se curan durante la noche, por lo que es muy importante que usemos los productos adecuados que ayuden en este proceso. Añadir productos a tu rutina nocturna que contengan componentes que exfolian (ácido glicólico, ácido láctico, AHA / BHA), nutren (ácido hialurónico, vitamina E, jojoba y otros aceites naturales) y reparan (retinol, antioxidantes) es la clave. Te despertarás con una piel más nutrida y brillante.

 

Hábito #3: La forma en que duermes

Tu funda de almohada es de algodón? Es hora de cambiarla por una de seda o raso. Esto no sólo ayudará a tu cabello (disminuye la fricción) si no que también a los pliegues y arrugas de tu rostro. Además, si duermes hacia abajo, te sugerimos que cambies la postura y empieces a hacerlo de espalda con la cara hacia arriba, ya que evitará el síndrome de despertar con un rostro destruido.

 

Hábito #4: Subir la calefacción

Nada mejor que un ambiente cálido y acogedor para dormir, esto hasta que se consideran los daños que puede tener para nuestra piel. Las altas temperaturas pueden secar la piel y dejarla opaca, por esto apaga la calefacción durante la noche y opta por usar una frazada extra o un guatero. Y no olvides el humidificador!

 

Hábito #5: Hablar por celular justo antes de acostarte

Puede ser muy entretenido tener una larga conversación por tu celular antes de quedarte dormida, pero seguro no estás considerando la cantidad de bacterias que estás transmitiendo desde tu teléfono a tu rostro recién limpio. Opta por usar el alta voz (o FaceTime!), pero de todas formas trata de usarlo al mínimo antes de acortarte. Por qué? El exceso de luz artificial antes de acostarse interfiere con la producción de melatonina, la hormona que induce el sueño.

 

Hábito #6: Las tendencias noctámbulas

A todas nos ha pasado que partimos viendo una serie o leyendo un libro y es imposible parar. Pueden ser las tres de la mañana y aún así la tentación es demasiado grande a apretar el botón de “siguiente episodio”. La próxima vez que estés en esa situación recuerda esto: Dormir lo suficiente es vital para la salud de tu piel. Debes dormir al menos 7 a 8 horas por noche para permitir que tu piel tenga el tiempo suficiente para recuperarse, sanar y rejuvenecer.

 

Hábito #7: Beber alcohol antes de ir a dormir

Algunos piensan que un cóctel o copita de vino es la solución para dormir mejor. La realidad es otra. Un estudio publicado por la revista “Alcoholism: Clinical & Experimental Research”, mostró que los estudiantes que bebieron alcohol antes de acostarse tenían ondas de sueño más lentas, pero un aumento en el poder alta frontal, lo que se cree que es un trastorno del sueño. Los trastornos en el sueño son un mal amigo de la piel (como lo mencionamos más arriba). No estamos diciendo que no puedas tomar trago, sólo que lo reduzcas al mínimo.

 

Hábito #8: No tomarte el pelo hacia atrás

Es recomendable tomar tu pelo hacia atrás con un pañuelo de seda durante la noche para mantenerlo lejos del rostro. Por qué? Los ingredientes de los productos para el cabello, así como sus aceites naturales, se pueden transferir al rostro y tapar los poros, lo que produce brotes de acné.

 

Hábito #9: Una larga y relajante ducha caliente

Una ducha caliente y llena de vapor puede ser la rutina favorita de muchas para terminar el día y no las culpamos, qué mejor? Pero aquí hay una mala noticia: Puede secar la piel de manera importante. Las temperaturas calientes o frías extremas pueden desbalancear la piel y deshidratarla. Cuál es la cura? Limitar tu ducha a 5 minutos o menos y no hacerla tan caliemnte. Luego preocúpate de usar tu crema hidratante de noche antes de ir a dormir.

Que Nos Quieren Decir Nuestras Arrugas?

Aunque nos encante odiar a estas molestas líneas que aparecen en nuestro rostro, la verdad es que las arrugas representan parte de nuestra historia, nuestros hábitos y recuerdos de la juventud como largas tardes tomando sol y aquellos clandestinos cigarros con las amigas.

¿Por qué se producen las arrugas?

wrinkles

Las arrugas se producen por dos factores principalmente, por un lado esta la pérdida del colágeno y la elastina presentes en la piel, y por otro lado se pueden genera por cambios en la estructura del rostro (perder o adquirí mucho peso y con la perdida de los huesos). Con la edad experimentamos cambios corporales que sueltan la piel, pero lo más revelador de las arrugas es que dan cuenta de nuestros malos hábitos.

 

 

La Solución.

wrinkles_2

Lo normal es que las mujeres tengan arrugas, por lo que no te preocupes, y recuerda que la cirugía facial no es una opción recomendable, ya que casi siempre es muy notoria e inhibe el movimiento natural de los músculos. Quieres una solución efectiva? Despídete del solarium, asolearte y fumar! Y comienza hoy mismo un tratamiento reversivo de daño y anti de líneas de expresión!