5 Signos Que Dicen Que Es Hora De Que Cambies Tu Rutina De Maquillaje

Una de las mejores cosas del maquillaje, es que una pequeña cantidad de éste puede mejorar nuestras características muy positivamente. Mientras que la cantidad, el tipo de maquillaje y la técnica que uses está constantemente en controversia, lo más importante de esto es que usar maquillaje te haga sentir bien, cómoda y seguir siendo tú misma.

Existen varias formas de mejorar naturalmente nuestro rostro sin que parezca que estamos usando excesos de maquillaje. Te dejamos a continuación 5 signos que muestran que deberías cambiar tu rutina, que además te harán sentir mejor y lucir de la mejor manera posible!

 

1f31fa616fbe5a80d97821af8ab383e5

 

 

1. No conoces tus mejores características:

Siempre hay una característica en el rostro que es la que más nos gusta y es lo que, por lo mismo, hay que resaltar. Por ejemplo, lo que más te gusta son tus ojos y cómo cambian su color dependiendo de lo que estás usando. Ya sea que se trate de tus ojos, labios, pómulos o cejas, elige el rasgo que más te gusta y mejóralo con un lápiz labial vibrante, una linda sombra de ojos, o un delineador marcado. Esto hará que te sientas más cómoda y conforme en cualquier situación.

 

2. Estás constantemente retocando:

El maquillaje no debería requerir de un alto nivel de mantenimiento y retoque cada 30 minutos. Si tu base es demasiado grasa y tienes que aplicar polvo constantemente, entonces deberías cambiar a un primer matificante u optar por una fórmula más ligera, ya que así tu piel se verá más natural. Si tu sombra de ojos es muy gruesa y se ve “arrugada”, entonces tienes que usar primer de ojos antes de aplicarla.

 

3. El maquillaje se ve demasiado marcado y no mezclado y difuminado:

Te ha tocado ver a alguien que ha tratado de hacer contour con su rostro pero se ve demasiado marcado? Si tu maquillaje se ve demasiado pesado y evidente, es tiempo de cambiar los productos y empezar a mezclarlos correctamente. En lugar de usar un polvo muy oscuro, cámbialo por una base en crema o un polvo bronceante más ligero.

 

4. Te están saliendo espinillas y granos:

Usar los productos de maquillaje o para el cuidado de la piel equivocados, puede producir brotes de acné y granos en la piel. Si haz notado esto, comienza eliminando de a uno los productos de tu rutina diaria y ve cómo funciona tu piel ese día, de esta forma podrás notar si hay algún producto en específico que es el que está produciendo el daño. También, preocúpate de limpiar todos tus pinceles para asegurarte de que no queden gérmenes en ellos.

 

5. Estás teniendo una crisis matutina:

No debes sentirte frustrada cuando se trata de tu maquillaje. Este proceso debe ser divertido y terapéutico, no hay razón para el estrés en esta rutina. Encontrar un look fácil y simple para aplicarlo en poco tiempo durante la mañana es la mejor alternativa.

Cómo Sacarle El Mayor Provecho A Tus Productos De Belleza

Para la mayoría de nosotras el bolso de maquillaje cumple con una ardua tarea en nuestra rutina de belleza diaria. Nuestros productos favoritos son una parte importante de nuestro día a día! Como, por ejemplo, un lápiz labial rojo nos puede hacer sentir más confiadas en una primera cita, o cómo nos despierta el rostro cansado nuestro rímel.

Ponernos maquillaje es gratificante al instante, pero tenemos que preocuparnos de que nuestro stock de productos sea el indicado y el más eficiente posible, porque si sabemos elegir sabiamente, esto se verá reflejado en nuestro aspecto final y además nos permitirá poder ahorrar unos cuantos pesos.

 

 

 

cosmetic

 

 

 

1. Compra una Base Mate de cobertura completa:

Se puede manipular fácilmente el acabado de la base al usar crema hidratante. Si la mezclas con una gota de tu crema hidratante favorita le darán un acabado satinado. Si usas dos gotas, lo conviertes en una BB cream, mientras que con tres gotas conviertes tu base en un humectante con un toque de color.

 

2. Usa pinceles sintéticos

Las cerdas naturales tienden a absorber y retener el producto, dejando esos productos (esencialmente, tu dinero) en los propios pinceles. Las cerdas sintéticas permiten recoger más producto y luego depositarlo en el lugar deseado.

Otro consejo es dejar de desperdiciar el exceso de producto de tus pinceles. Termina con ese hábito! Sólo sumerge el pincel una o dos veces para que realmente uses sólo la cantidad de base que necesitas.

 

3. Moja tu sombra de ojos

Muchas sombras de ojos pueden tener la doble función de ser también delineador de ojos. Simplemente moja un poco el pincel que usas para delinear con un poro de spray de maquillaje antes de sumergirlo en la sombra. En efecto, esto convierte la sombra en un polvo delineador líquido fácilmente manipulable. Este truco funciona mejor con los tonos oscuros y brillantes.

 

4. Opta por paletas de productos

Las paletas no son sólo para los profesionales del maquillaje. De hecho, en muchas partes venden paletas vacías para que los maquilladores puedan llenarlas con las mejores opciones que les parezcan. En lugar de botar los últimos restos de lápiz labial, corta la punta de un cotonito, raspa los restos y luego los transfieres a una paleta.

 

5. Compra pequeños envases vacíos de viaje

Esos pequeños frascos que usamos para viajar son indispensables para que tus productos duren más. Por ejemplo, si tu polvo compacto se rompe (si no te ha pasado ya), introduce los pedazos dentro de uno de los frascos y puedes seguir usándolo. O, de la misma forma, puedes mezclarlo con aceite de coco y hacer un producto para que tu piel se vea más bronceada.

 

6. Corta las toallas desmaquillantes en tiras

A menos que estés usando una toallita desmaquillante como sustituto de tu limpiador, raramente usas una entera. Córtalas en secciones más pequeñas y no perderás una entera cuando sólo tienes que sacarte un poco de sombra de los ojos o cambiar el color de tu lápiz labial.