Las 8 Peores Cosas Que Le Puedes Hacer A Tu Piel

Aunque suene duro, nosotras mismas podemos estar causando estragos en la piel de nuestro rostro. Incluso, podemos causar daño al tratar de mejorar la calidad de nuestro cutis. Para tener más información sobre esto y saber cómo poder prevenirlo, buscamos las opiniones de expertos en la materia: Renée Rouleau, estilista de celebridades y Rachel Nazarian, dermatóloga, quienes detallan los malos hábitos más comunes que son los que impiden a las mujeres lograr el cutis soñado. La lección principal? No es nuestra piel, somos nosotras!

landscape_nrm_1420662135-mcx-face-washing-highres

 

 

1. Pellizcarse

Recuerda: no eres dermatólogo y no deberías estar pellizcando tus espinillas, granos, pelos encarnados, etc. Esta es una de las mayores agresiones contra tu piel y puede tener efectos permanentes. “Es muy común que todas las personas aprieten y manipulen las espinillas, y con esto crean más inflamación en las capas internas de la piel” explica Nazarian. “El resultado son cicatrices y decoloraciones en la piel, que pueden durar meses o incluso para siempre”.

 

2. Exfoliar más de lo necesario

Tu piel no puede recibir más exfoliación de lo necesario. Los consejos de Rouleau? Utiliza un buen exfoliante facial o exfoliación con ácido, pero con moderación. “Puede usarse por siete días, y luego no usarlo por los siete días siguientes”, dice ella. “Durante los días en que no se está usando, nutre las células nuevas y sanas con gran cantidad de crema hidratante que sea la adecuada para tu tipo de piel”.

gallery_nrm_1420661805-503850953

 

 

3. Exceso de lavado

El lavado es otro hábito con el que la piel sufre si lo hacemos más de la cuenta. No olvides que la piel es un órgano muy delicado y muy sensible a los productos que ponen sobre ella y a la frecuencia con que lo haces. “La mayoría tiende a usar jabones muy fuertes que eliminan los aceites naturales del cuerpo y alteran el pH ideal de la piel”, dice la Dra. Nazarian. “Un lavado excesivo permanente hará que la piel se seque y agriete, dejándola propensa a las infecciones y brotes, y puede incluso destacar los signos de envejecimiento, cómo las pestañas arrugadas y las líneas marcadas”. Para asegurarte de que no estás sobre-secando la piel, busca limpiadores hidratantes que limpien suavemente sin destruir el equilibrio de los aceites naturales.

 

4. Usar los mismos productos durante todo el año

La piel necesita cosas diferentes de una temporada a otra. Cada cambio de estación debería ser un recordatorio para evaluar el régimen de productos que estás usando. Estas son las recomendaciones de Rouleau:

Invierno: “El foco debe estar en la hidratación y en los productos que contengan alto grado de hidratación.”

Primavera: “Piensa en la limpieza de primavera con productos que limpien profundamente los poros y exfoliantes que revivan la piel de la sequedad del invierno”.

Verano: “La atención debe centrarse en proteger la piel del sol con protectores solares y antioxidantes, que poseen grandes cualidades de protectoras. Los productos que elijas deben ser más ligeros durante la primavera y el verano, ya que hay más humedad en el aire”.

Otoño: “Aumentar la exfoliación para reparar la piel de los daños del sol del verano.”

Cuidados-de-la-piel-sensible-durante-el-invierno

 

5. Tirar de la piel de alrededor de los ojos

Esta es la zona del rostro donde la piel es más delgada, por lo mismo es más delicada y es la primera en mostrar signos de envejecimiento. Sé amable con ella! “Si tiras de la piel cuando estás trabajando en esta zona, aplicando delineador o frotando enérgicamente para eliminar el maquillaje de ojos, puedes crear desgaste de las fibras de colágeno y elasticidad, causando líneas visibles y arrugas antes de tiempo”, explica Rouleau. “Siempre aplica la crema de ojos con el dedo anular (es el más débil) y utiliza un movimiento de palmaditas suaves para evitar el roce y tirones.”

 

6. Tomar sol y/o No usar protector solar

No es ningún secreto que tomar sol es una de las peores (si no la peor) cosas que puedes hacer para tu piel. “Cada bronceado, incluso un pequeño tono, es un signo de daño en la piel”, explica la Dra. Nazarian. “Con la exposición repetida a la radiación UV, las células de la piel pueden mutar, provocando cánceres de piel mortales. Si eso no fuera suficiente, la radiación crónica y el bronceado también causan signos de envejecimiento de la piel, como arrugas, flacidez y caída, manchas oscuras y el tono desigual”.

Con respecto a la protección, debes tomar precauciones todos los días si quieres prevenir el cáncer a la piel y las arrugas. “Todos los días del año, con o sin sol, los rayos UV son nocivos y pueden entrar a través de las ventanas de tu oficina, hogar o automóvil”, dice Rouleau. “Asegúrate de que tu crema hidratante contenga protector solar, así sólo tienes que aplicar un producto. No hay que olvidar que la mejor medida anti envejecimiento es la protección solar”.

gallery_nrm_1420661941-82135266

 

7. Fumar

Por si necesitas otro incentivo para dejar de fumar: Tu piel estará muy agradecido. Además de causar el envejecimiento prematuro y formación de arrugas, está poniendo en peligro tu salud. “Fumar cigarrillos aumenta el riesgo de cáncer a la piel de células escamosas, un cáncer de piel peligroso que puede hacer metástasis y extenderse si no se detecta a tiempo”, advierte la Dra. Nazarian.

 

8. La negligencia

Sólo la limpieza no es suficiente para un buen cuidado de tu piel. “Lavarse la cara por la mañana no es suficiente para satisfacer tu cuota de cuidado de la piel”, explica el Nazarian. “La piel requiere hidratación diaria, protección solar a diario y el seguimiento anual para detectar el cáncer de piel. Los cánceres de piel se pueden tratar y curar si se detecta a tiempo. No hay excusa para descuidar tu salud y saltarse los exámenes correspondientes”.