Tips Para Que El Pelo Mantenga Tus Rulos

Sabemos que el pelo es el marco de la cara, es por es que es muy importante mantenerlo lo más controlado posible y no siempre es una tarea fácil! El tema es que tiene solución y estos datos te podrían simplificar la formación y mantención de tu peinado!

El uso de un champú purificante antes del peinado es imprescindible, ya que elimina la acumulación que puede pesar y enderezar los rizos. Si tienes el pelo fino puedes omitir el acondicionador, “Asegurar que el cabello esté acondicionado de manera adecuada y ligera es importante porque el calor que usará para crear el rizo puede afectar negativamente al cabello”. El cabello sano y acondicionado también crea una base más efectiva para tratar y mantener los rulos.

La mayoría de las personas se escobilla el pelo cada vez que se duchan, pero piénsalo: desenredar estira los hilos. “Esto solo te pondrá el pelo más liso”. Te recomendamos peinar los nudos después de acondicionar tu cabello mojado, y luego solo usar los dedos para “cepillar” suavemente una vez que termine de bañarse. Esto garantiza que mantengas el cuerpo y el movimiento natural de tu cabello.

El vapor estira los rulos, se mantienen mejor en un ambiente seco y fresco, la hidratación y humedad descontrolan el pelo, no lo definen. Cuando te peines evita hacerlo apenas te duches o procura ventilar para que el vapor se haya ido.

Intenta secar al aire libre el pelo ya que las herramientas calientes lo hacen más lisos, saca el excedente de agua con una toalla de microfibra para evitar el frizz.

Mientras menos manipules el pelo más duran los rizos, si necesitas “peinarte” hazlo suavemente con los dedos. y si no quieres abusar de la plancha o en la onduladora puedes usar los “antiguos rodillos” que forman los rulos con ayuda del secador! quedarán más naturales!!!

Aplica mouse texturizador o en spray para fijarlos sutilmente… eso le dará la fuerza que necesita para mantenerse por más tiempo!

4 Pasos Para Lucir Tus Rulos Sin Complicaciones

No estamos hablando de algún patrón de rizos en particular, sino que de todos, desde los rizos ondulados, los fluidos, los muy marcados y hasta el frizz.

Probablemente eres de las que lucha constantemente contra el frizz (no estás sola en eso), y no hay nada de malo con el pelo ligeramente descuidado mientras tenga un estilo correcto. Entonces, ¿cuál es el secreto? Trabajar nuestro pelo cuando está mojado. Sí, muy mojado.

A continuación te dejamos cuatro consejos infalibles que le darán a tu pelo un look sin esfuerzo sin importar cómo sean tus rulos.

 

Paso 1: El éxito empieza en la ducha.

Usa shampoo y acondicionador sin sulfato. El ingrediente responsable de crear la espuma perfecta que quieres (sulfato de sodio) no le aporta ningún nutriente a tu cabello, de hecho lo está dañando al eliminar sus aceites naturales. El pelo ruliento es más seco que cualquier otro tipo de cabello, por lo que retener la humedad es esencial para mantenerlo sano y brillante.

 

Paso 2: Prepara como una profesional.

Este paso es crucial para el éxito del pelo rizado. Mientras tu cabello está aún mojado, aplica tus productos anti frizz. Los productos que existen hoy en día son tan livianos que le dan elasticidad al pelo pero sin dejarlo pesado, lo que siempre es una gran cosa.

 

Paso 3: La puesta en marcha.

Empezando desde la corona, divide el pelo en secciones para asegurarte de que producto se distribuya uniformemente. En la palma de tu mano, mezcla cantidades iguales de cada producto y aplica con los dedos a lo largo de los rizos. Dale a algunas secciones una aplicación más relajada y déjalas caer donde quieran. Pon otras secciones en pequeños tomates pero no los amarres, es sólo para que tomen forma. Este método le agrega más dimensión a los rizos que enmarcan tu cara.

A continuación, voltea tu cabeza y seca muy ligeramente con una toalla de miro fibra para eliminar la humedad sin desarmar los rizos recién peinados. No toques tu pelo hasta que esté totalmente seco.

 

Paso 4: Los toques finales.

Cuando el cabello esté completamente seco, aplica un poco de aceite (de jojoba, coco o almendra) a tus dedos y divide suavemente los rizos. Esto suavizará el cabello y agregará más brillo. No uses un cepillo a menos que quieras un frizz instantáneo.