5 Razones Por Las Que Debes Limpiar Tus Brochas De Maquillaje

Pinceles

Cuando de lavar brochas de maquillaje se trata, soy una perfecta negligente. Realmente considero que hay pocas cosas más aburridas que lavar pinceles, sin embargo cuando noté que volvía a la adolescencia con una cara llena de granos que no se podían explicar con mi ciclo hormonal, supe que algo tenía que cambiar…

Y es que cuando de brochas de maquillaje se trata, no hay que tomarse las cosas a la ligera. Son de los accesorios más importantes dentro de nuestra rutina de maquillaje, por lo que es fundamental darles los cuidados que merecen y no olvidarse de su limpieza. Sigue leyendo para conocer cinco razones por las que debes limpiar tus brochas, y cuéntanos qué tan seguido las lavas tú!
 

 
1. Entran en contacto directo con tu cara: No existe una barrera entre tus brochas y tu rostro, así que es muy fácil que transfieran bacterias y suciedad. Si no las lavas con frecuencia, el producto y los aceites naturales de tu rostro se quedarán en la superficie, produciendo poros tapados, brotes de acné y hasta infecciones en tu piel.

2. Pueden causarte arrugas: Aunque te cueste trabajo creerlo, las brochas de maquillaje sucias pueden llevar los radicales del medio ambiente a tu piel y generar arrugas. ¿Segura que te quieres arriesgar?

3. No funcionan correctamente: Algunos productos como el delineador en gel o las sombras en crema se endurecen al secarse, lo que causa que se adhieran en las cerdas de tus pinceles. Si quieres un cat-eye perfecto, un enjuague frecuente es clave.

4. Oxidan tus cosméticos: Las brochas de maquillaje generalmente están súper expuestas al ambiente, en especial si las guardas en un vaso. No limpiarlas con suficiente frecuencia puede hacer que el polvo y la suciedad del ambiente se vayan directamente a tus cosméticos, causando que se oxiden y cambien de color.

5. Duran menos: Suele ser que las brochas son más caras que los cosméticos que estás usando, por lo que vale la pena lavarlas y cuidarlas como se debe para prolongar su vida útil, ¿no?

¿Interesada en aprender cómo lavar adecuadamente tus brochas? Anda a nuestro artículo dedicado aquí.

Las 10 Brochas Esenciales Que Necesitas Tener

Con toda la oferta que hay en el mercado, es difícil saber cuáles son los pinceles de maquillaje que realmente necesitamos y en los que vale la pena invertir. No necesitas tener millones de opciones diferentes, pero contar con las correctas te ayuda a sacar el máximo provecho de tu maquillaje.

Sigue hacia abajo para saber cuáles son las 10 brochas que tienes que tener para poder cumplir todas las etapas de tu maquillaje!

 

 

1. La brocha para mezclar.

1

Un pincel para mezclar es una herramienta imprescindible para esparcir de la forma correcta la sombra en el pliegue de los párpados. Las cerdas flexibles hacen que sea fácil mezclar colores y suavizar las líneas.

Un pincel con punta estrecha (como el de la foto), te dará más control sobre las áreas específicas de tus ojos. Uno que sea muy redondo puede exagerar tu maquillaje.

 

 

 

2. La brocha para el rubor.

2

Vale la pena invertir en un pincel de rubor, porque una vez que encuentres el correcto, lo hace todo. Esta brocha de cerdas en forma de cúpula recoge y pone el rubor para así definir, contornear y dar sombra sobre tus mejillas. Basta con aplicar el cepillo en un movimiento circular por las manzanas de tus mejillas.

 

 

 

3. La brocha para el corrector.

3

Un buen pincel corrector puede ser la pieza imprescindible de tu bolsa de maquillaje, ya que resuelve uno de tus principales problemas en un sólo paso: manchas, cicatrices, ojeras, etc. El mejor cepillo para hacer este trabajo es uno de cabeza cónica y cerdas que sean tanto firmes como flexibles para lograr mayor precisión.

 

 

 

4. La brocha para hacer contour.

4

Aprendimos esto de Kim K: un pincel suave de contour que sea suave y esponjoso es la mejor opción para poner relieve y afilar las características. Ya sea que estás trabajando con productos húmedos o secos, opta por un pincel biselado para esculpir los pómulos con un acabado suave. También puedes mejorar el hueso de la frente y suavizar el rostro.

 

 

 

5. La brocha para delinear.

5

El truco para encontrar un buen pincel delineador de ojos es buscar uno que sea pequeño, en ángulo y fácil de agarrar. Quizás quieres hacer unos ojos de gato, una línea súper afilada, etc, por lo que tu cepillo tiene que ser lo suficientemente versátil como para trabajar con delineadores húmedos o secos.

 

 

 

6. La brocha para la base.

6

¿Estás cansada de ver un acabado imperfecto cuando aplicas la base con tus manos? Una brocha de base te dará una cobertura más uniforme y un acabado suave y sin poros. Busca uno con la cabeza en forma de cúpula y las cerdas densas, especialmente cuando estás tratando con las ojeras y las líneas finas. También se puede usar para aplicar cremas de cara y sueros.

 

 

 

7. La brocha para polvos.

7

La brocha de polvo es un elemento básico en la bolsa de maquillaje. Te ayuda a configurar tu cara con polvos después de que aplicas la base líquida y además extrae el maquillaje adicional sin arruinar tu cuidado look de belleza. Una buena compra es un pincel grande, denso, esponjoso y con cabeza cónica.

 

 

 

8. La brocha para los labios.

8

Una vez que pruebes poner labial con pincel, nunca más querrás hacerlo directamente desde la barra. Te ayuda a pintar todas las líneas y lograr unos labios a prueba de todo, además de funcionar para hacer fórmulas de mezcla. Busca una brocha con punta cónica y cerdas suaves para una aplicación más fácil.

 

 

 

9. La brocha para iluminar.

9

Este cepillo tiene una textura de plumas perfecto para aplicar el iluminador, rubor o bronceador sobre los pómulos – la clave es aplicar sólo un toque ligero para que tu maquillaje no quede demasiado exagerado. Encuentra una brocha suave pero tenga el tamaño suficiente como para recoger el polvo en primer lugar.

 

 

 

10. La brocha para las cejas.

10

Este cepillo doble es el truco perfecto para lograr unas cejas más ordenadas. El cepillo en ángulo suaviza y define las cejas con el polvo y el de espiral doma las cejas rebeldes después de despertarte. También funciona como varita para eliminar los grumos de rímel y separar las pestañas. Puedes comprar estos cepillos por separado también.