¿Sabes Qué Es Realmente El Poliéster?

Desde prendas deportivas hasta ropa interior, el poliéster se puede encontrar en una gran variedad de atuendos de uso diario. A medida que las prendas hechas de algodón y otros materiales naturales ha disminuido, el uso de poliéster en la fabricación de ropa se ha vuelto cada vez más popular. Pero, ¿qué es exactamente el poliéster? Sigue leyendo para conocer todos lo que necesitas de este popular tejido.

 

 

 

¿Qué es el poliéster?

En pocas palabras, el poliéster es una tela sintética compuesta por un tipo de plástico. Dicho de manera simple, el poliéster está compuesto de polímeros moleculares asociados con el grupo éster de compuestos químicos (de ahí el término “poliéster”). Si bien hay muchas variaciones de éste, el más común es el “tereftalato de polietileno” o PET, un tipo de plástico que se encuentra tanto en la ropa como en el packaging. El poliéster líquido se estira y se hila en una tela usando una máquina de hilera industrial.

 

¿Dónde es más común encontrar poliéster?

Una de las preguntas más comunes sobre qué es el poliéster tiene que ver con dónde se puede encontrar. Tras su invención a principios de la década de 1940 y su introducción al público en 1951, el poliéster dominó la escena en chaquetas livianas, trajes casuales y vestidos de colores brillantes.

Hoy en día, el poliéster se puede encontrar en vestidos, blusas y pantalones, aunque por lo general mezclado con otras telas como algodón, lana y nylon. Producto de su notable versatilidad (y un cuidado y mantenimiento relativamente bajo), el poliéster también se encuentra en una amplia gama de abrigos y ropa deportiva.

 

Los pro y los contra

Hay una serie de razones por las que el poliéster ha ganado una popularidad generalizada. Es altamente resistente a las arrugas, por lo que es una opción atractiva para ropa deportiva y de viaje. También es resistente a la humedad y flexible, lo que lo convierte en una opción requerida entre muchos atletas.

Por otro lado, estudios han demostrado que el poliéster puede no ser el mejor tejido para las personas con piel sensible, especialmente porque no es particularmente respirable. Tampoco es ideal para aquellos que prefieren ropa hecha de materiales naturales y biodegradables.

Cómo Tener Un Guardarropa Lujoso Sin Gastar Una Fortuna

¿Hay algo más halagador que cuando un extraño se acerca para darte un cumplido o preguntarte donde compraste algo de tu tenida? Esto generalmente sólo pasa cuando estás usando prendas más lujosas u estilosas, ya sea si son caras o no.

Con el objetivo de lucir lo mejor posible, nos preguntamos: ¿Qué es lo que hace que una prenda se vea costosa y elegante? Tiendas masivas como Topshop y Zara son expertas en emular looks de diseñadores en términos de estampados, cortes y estilo, pero lo más difícil de imitar es la calidad de las telas.

Como no todas podemos pagar prendas de cachemira y seda, decidimos investigar cuáles eran los mejores materiales disponibles en el mercado que no sean tan caros, para que podamos tomar decisiones más inteligentes incluso cuando estamos comprando sin mucho presupuesto!

Sigue leyendo para ver nuestra guía con las mejores telas… y también las peores!!
 

portada

Lino

Una de las características universales de la ropa barata es que es brillante y claramente sintética. Las telas naturales como el lino, se sienten más caras porque tienen el efecto contrario. Y lo mejor es que mientras las telas sintéticas se deterioran a pasos agigantados con el tiempo y uso, esta tela sólo mejora.

 

 

Gamuza sintética

Todas sabemos que al igual que todos los cueros, la gamuza puede ser muy cara. Pero una sintética está en el tope de nuestra lista de buenas telas, ya que es muy difícil diferenciarla de la real, por lo que se ve mucho más lujosa de lo que realmente es.

 

 

Algodón

El algodón es una tela de alta calidad que no necesariamente se vende a altos precios. Sus fibras naturales son su punto fuerte, y al igual que con el lino, su simpleza para lavar y bajo mantenimiento la hacen fácil de cuidar.

 

 

Rayón

El rayón tiende a envejecer muy mal, y muchas veces puede pelarse o mostrar señales de uso después de pocas lavadas, por lo que te recomendamos pasar.

 

 

Acrílico

Las piezas acrílicas pueden perder su forma con facilidad, por lo que luego de lavar un sweater u otra pieza de este material, lo encontrarás más estirado y deforme. Además no es una tela suficientemente cálida para las piezas de invierno.

 

 

Poliéster

El poliéster tiene una mala reputación, pero las versiones de hoy tienen una sensación decente y se usa tanto en la industria de ropa masiva que es difícil de evitar. Recomendamos considerar cada pieza individualmente, y mantenerte en tiendas económicas que sean conocidas por ofrecer prendas de alta calidad; y siempre preocúpate de tocarla para asegurarte de que no se sienta barata!