4 Trucos Con Tu Primer Que No Conocías

Muchas pueden pensar que el primer es una pérdida de dinero o que en realidad no es necesario, pero no podrían estar más equivocadas! El primer es en realidad un milagro del maquillaje. Como una introducción simple, es básicamente una fina capa entre la piel y el maquillaje, que crea la apariencia de un cutis absolutamente impecable. A todas nos encanta eso, cierto? Es por eso que aquí te damos algunos consejos adicionales sobre cómo sacarle el mayor partido a tu primer!

 

Primer-feature2-980x589

 

#1: Menos es definitivamente más.

Sólo un poco alcanza para mucho. No necesitas una gran cantidad, ya que en realidad esto podría trabajar en tu contra. Una cantidad del tamaño de una arveja es suficiente para cubrir todo el rostro.

 

#2: Mezcla tu primer con base.

Aunque pueda sonarte un poco raro, si quieres menos cobertura y lograr un aspecto más natural, mezcla tu base con tu primer. De esta manera la base se vuelve más transparente, se mezcla mejor y te ves mucho menos maquillada.

 

#3: Usa polvo entre el primer y la base.

Este truco es para asegurarte de que tu maquillaje durará todo el día. Aplica tu primer como lo haces normalmente y luego aplica una capa muy ligera de polvo traslúcido. De esta manera estás bloqueando el primer y no se correrá cuando apliques la base. No uses mucho polvo, sólo un poco es más que suficiente.

 

#4: Elige el primer correcto para tu tipo de piel.

El primer correcto no sólo te ayudará a que el maquillaje se vea perfecto durante más tiempo, sino que también ayudará a suavizar la líneas de expresión, arrugas y poros abierto. Sin embargo, hay muchos para elegir, así que debes fijarte de optar por el que mejor se adapte a tu tipo de piel.