5 Tips Para Frenar Tus Antojos De Carbohidratos

Y lamentablemente, la investigación muestra que disminuir carbohidratos es una estrategia bastante sólida para hacerlo, especialmente si estás buscando reducir el porcentaje de grasa corporal.

Hay algunas estrategias aprobadas por expertos para abordar los antojos de carbohidratos mientras te sientes completamente saciada y, nos atrevemos a decirlo, feliz. Sigue leyendo para conocer estos 5 consejos que te ayudarán a manejar esos típicos antojos de carbohidratos.

 

#1: Evalúa los carbohidratos que estás comiendo en primer lugar.

No todos los carbohidratos son creados iguales, y ajustar tu dieta podría ser tan simple como reducir el consumo de carbohidratos refinados o “blancos”. Estos carbohidratos “vacíos”, carecen de nutrición y causan picos de azúcar en la sangre. Algunos ejemplos son las bebidas gaseosas, dulces, muffins, papas fritas, etc.

Esos picos de azúcar en la sangre son en realidad lo que causa lo antojos en primer lugar. Científicos descubrieron que, poco después de una comida rica en carbohidratos, nuestros niveles de insulina tienden a desplomarse, lo que lleva a antojos intensos de más carbohidratos.

 

 

#2: Sacia los antojos con un reemplazo saludable.

No tienes que pasar hambre, en su lugar, encuentra sustitutos inteligentes. Es muy difícil eliminar algo de nuestra dieta sin encontrar otra cosa agradable. Usa esto como una oportunidad para no enfocarte en restringir carbohidratos, sino una oportunidad de probar nuevas comidas.

Empieza tu comida con una ensalada, prefiere vegetales con hummus en lugar de pitas, come frutas en vez de postres y reemplaza el pan de tu hamburguesas por hojas de lechuga. Si eres creativa, nunca pasarás hambre.

 

 

#3: Cambia tus bebidas.

Si estás acostumbrada a tomar bebidas gaseosas, cambia a un agua con sabor o agua mineral con gas. Otra ventaja: tomar agua te ayuda a frenar los antojos. Mantente hidratada porque el hipotálamo en nuestro cerebro tiende a confundir la sed y el hambre.

 

 

#4: Considera dejar el alcohol.

El impacto del alcohol en nuestros cuerpos es innegable, y lo mismo ocurre cuando lo abandonamos. Eso sin mencionar que cuando nos emocionamos un poco, se vuelve mucho más difícil tomar decisiones saludables sobre nuestros antojos.

Y si prefieres no hacerlo; una alternativa es preferir el alcohol de color claro, que tiende a contener menos azúcar y menos calorías.

 

 

#5: Empieza el día con fuerza.

Las investigaciones muestran que optar por un desayuno rico en proteínas puede ayudarte a reducir los antojos y comer en exceso durante el día. Por lo general anhelamos carbohidratos cuando tenemos mucha hambre o cuando no recibimos suficiente proteína. La proteína suprime la hormona del hambre.