Porqué Equivocarse Es Importante

El fracaso es por lo general algo de lo que rara vez se habla, y siendo así, da para pensar que es visto como algo negativo. No estamos diciendo que el fracaso se sienta como un paseo por el parque, porque claramente no es así; a lo que nos referimos es a que después de enfrentarlo una o varias veces y mirarlo en retrospectiva, siempre puede ser en realidad algo bueno. Estamos seguras de que todas hemos fallado más de alguna vez, y las lecciones que esto deja pueden ser de gran valor, aquí te contamos por qué…

 

berlynn-lifestyle-photography-0799

 

 

Resiliencia y fortaleza.

Fracasar te hace más resiliente. Te conviertes en una persona más fuerte sin que ni siquiera te des cuenta. Ser capaz de recuperarse de las cosas negativas que te han ocurrido es tan importante y valeroso como el éxito. Después de todo, se dice que no se trata de cuántas veces caes, si no de cuántas veces te levantas. Uno es capaz de darse cuenta de que el fracaso no es lo que te define, y que no es el fin del mundo.

 

 

Sabiduría.

Cada vez que fallas en alguna cosa es posible aprender algo de esto. Por ejemplo, una mujer compartió que fue rechazada cuatro veces en sus postulaciones para la universidad, pero que de esa experiencia ella aprendió cómo prepararse mejor, revisar lo que esperaban de ella y tratar de encarnar lo que estaban buscando. Luego, cuando volvió a postular unos meses después, tomó todo esto en cuenta para hacer algunos cambios en su solicitud, lo que le significó más de una aceptación. El haber fallado más de una vez le dio los conocimientos para poder entrar aún más preparada y esto mismo se puede aplicar en todo orden de cosas.

 

 

Valor.

Cuando obtenemos algo que queríamos con mucha facilidad, es muy difícil darlo sentado. Cuando en realidad tenemos que trabajar duro por algo es cuando nos damos cuenta de lo que importante que es y atesorarlo un poco más.

 

 

Experiencia.

La experiencia va de la mano con el conocimiento, y probablemente en el camino vas a fallar muchas veces, pero esa experiencia que adquieras va a ser invaluable. Es importante que aprendas de tus propios errores!

2 Cosas Que Tienen En Común Las Personas Exitosas

En un mundo que en el todos están pendientes de los éxitos de los otros, es muy fácil que miremos hacia el lado y creamos que a todos les ha tocado más fácil que a nosotros, o que simplemente tienen suerte. La verdad es que ser exitosos es mucho más que eso, y probablemente todas esas personas que han logrado lo que se proponen, es porque han trabajado duro, han ido perfeccionando sus cualidades y han tenido la capacidad de volver a intentarlo muchas veces incluso cuando fracasan.

Hay dos cosas que tienen en común las personas exitosas, sigue leyendo y te darás cuenta de que tiene mucho sentido!!

 

Vogue-Paris-May-2013-Edita-Vilkeviciute-by-Gilles-Bensimon-9-570x743

 

1. Pasión

Todo empieza con la pasión, es el principal impulsor de la iniciativa y la energía. Es importante porque todas las personas exitosas tienen que tener la energía de trabajar sin descanso hasta lograr lo que se han propuesto. Puede que no necesariamente sean personas más inteligentes o con más experiencia que los que las rodean, pero seguramente no se cansan hasta lograr sus objetivos. Cuando lo demás falla, la pasión es lo único que queda y eso es suficiente para seguir intentándolo!

 

 

2. Resiliencia y Tenacidad

Estos dos van de la mano y son necesarios para tener éxito, simplemente porque triunfan cuando el talento y las habilidades no lo hacen. El fracaso es inevitable en cualquier camino que te propongas, por lo que la resiliencia permite volver a levantarnos y seguir intentándolo una y otra vez. La tenacidad es la que te obliga a intentar todas las opciones y analizar los resultados, que en definitiva es lo que te lleva a alcanzar el éxito. Ambas son las que te mantendrán alejada de esas ganas de levantar la bandera blanca.

El éxito viene en medidas grandes y chicas, y antes de hacer cosas grandiosas, tienes que ser capaz de sortear las pequeñas. Reconociendo tus victorias, por pequeñas que sean, podrás analizar las facilidades y reveses que tuviste para llegar a ese punto y así podrás saber exactamente lo que es necesario para tener un éxito (sólo será en una escala diferente).

La vida no se trata de tener suerte y esperar que las cosas simplemente lleguen, hay que dedicarse a pasar una buena cantidad de tiempo trabajando y perfeccionando nuestras habilidades.