Las Mejores Formas De Usar Retinol Para Mejorar Tu Piel

No es ningún secreto que el retinol es un ingrediente principal para el anti envejecimiento. Es eficaz contra las líneas finas y arrugas, aumenta la producción de colágeno, ayuda a expulsar la hiperpigmentación, es recomendado por prácticamente todos los dermatólogos del planeta, y puede incluso ayudar con el acné. Se trata básicamente de magia, pero sólo si lo usas de la forma correcta. Quizás estás cometiendo esos 4 errores típicos al usar retinol, es por eso que aquí los detallamos y te contamos cómo solucionarlo!

 

Depositphotos_3359779_L

 

 

1. Lo estás mezclando con los productos equivocados.

El retinol no funciona bien si lo mezclas con los productos equivocados, como por ejemplo, cualquier cosa con ácido salicílico para combatir el acné. Mientras que existen otros compuestos que en realidad pueden desactivar el retinol, como el peróxido de benzoilo. Tómate el tiempo de revisar todos los productos con los que tiene malas interacciones, esto seguro dejará tu cara mucho más feliz.

 

 

2. Lo estás usando por sí mismo.

El retinol es potente, pero eso no quiere decir que no pueda llevarse bien con otros compuestos, sólo que hay que elegirlos con prudencia. La combinación de retinol con una crema hidratante sencilla lo convierte en un combo perfecto si la sequedad e irritación son lo que te produce el retinol. Estudios han demostrado que el retinol tópico sobre capas de crema hidratante minimaliza la irritación de la piel, sin interferir con sus propiedades.

 

 

3. Elegiste la estrategia más es más.

Mientras que cierta cantidad de irritación es normal cuando empiezas a usar retinol (igual tienes que disminuir su uso o preguntarle a tu dermatólogo), debe ser suave y manejable, es decir, el tipo de irritación que una persona parada frente a una distancia prudente de ti no podría notar. Algo de enrojecimiento, descamación o peeling es totalmente aceptable, pero si tus síntomas se acentúan y parecen más bien una quemadura de sol, entonces has elegido una fórmula que no se adapta bien a tu piel o lo estás usando con demasiada frecuencia. Puedes buscar una nueva fórmula o aplicarlo sólo una vez a la semana hasta que tu piel se adapte.

 

 

4. Estás siendo poco constante.

Abusar del retinol puede ser una mala idea, pero no usarlo en absoluto también puede ser un problema. Quizás lo intentaste durante una semana, pero la irritación te hizo detener su uso por dos semanas, luego lo intentaste de nuevo y así sucesivamente. El problema es que, al no ser coherente, tu piel nunca inicia la construcción de una tolerancia, por lo que nunca empieza a recibir los grandes efectos del retinol. Se puede ver que después de dos o tres semanas, las células de la piel se adaptan al ácido retinoico y empiezan a tolerar el ingrediente.