Cómo Planear Una Semana Súper Productiva

Para que una semana resulte exitosa debe ser estructurada, organizada y administrada con anticipación. La clave es definir las tareas, irlas marcando a medida que avanzas y tener tiempo para ti.

Si quieres que tu semana resulte ser así, a continuación te contamos una forma eficiente y efectiva de hacerlo.

 

 

LUNES

-Haz un orden cerebral.

Cuando entres a la oficina lo primero que debes hacer es escribir una lista con todo lo que tienes que hacer durante la semana. Eso incluye todas las tareas pendientes que necesitas recordar. Asigna tiempos para cada tarea y luego así podrás ir checkeando a medida que las vas cumpliendo.

 

-Por qué funciona:

Usar tu cerebro para almacenar información e ideas no es un buen uso de tu tiempo. Eso no te ayudará a trabajar de manera más inteligente y generará más estrés. Entonces, descarga todo eso en un sistema que te de confianza para así procesarlo mejor.

 

 

MARTES

-Saca del camino tus tareas menos favoritas.

Deja los martes para hacer las cosas que no te gusta hacer. Cosas como ordenar tu bandeja de entrada o tus planillas de Excel.

 

-Por qué funciona:

Nuestro impulso natural es dejar esas tareas para el final de la semana, pero agilizar esas cosas te hará más productiva durante el resto de la semana. Elimina primero todas las tareas que odias y así dejas de pensar en ellas lo antes posible.

 

 

MIÉRCOLES

-Haz deporte.

Ten un programa de entrenamiento a seguir y nunca faltes los miércoles. Si aún te queda trabajo por hacer, déjalo de lado por una hora. Ese es el momento para ti. Con sólo 30 minutos después del trabajo puede ser suficiente para aliviar un poco la mente.

 

-Por qué funciona:

Hacer ejercicio te ayuda, en primer lugar, a procesar la semana y liberar tensión. También te da un impulso de ánimo cuando sientes tu cerebro lleno de endorfinas después de un buen entrenamiento.

 

 

JUEVES

-Tómate un momento tranquilo para reflexionar.

El jueves es el minuto de que te tomes un momento para desacelerar un poco mas cosas. Reflexiona sobre lo que haz hecho, cómo te ha ido en lo que va de la semana y donde necesitas poner el esfuerzo para terminar tus propósitos.

 

-Por qué funciona:

Es un reposo justo y necesario de mitad de semana. Te da la claridad de poder pensar en tu semana con la cabeza más clara y equilibrada.

 

 

VIERNES

-Empieza a prepararte.

Puedes, por ejemplo, planificar tus comidas para el fin de semana que es cuando tienes más tiempo de cocinar.

 

-Por qué funciona:

Asegurarte de que tus comidas para la próxima semana estarán preparadas el viernes no sólo te permite tener más tiempo el fin de semana, sino que también es un buen comienzo de semana.

3 Formas De Ser Más Organizada

Es normal sentir que a veces tenemos tantas cosas que hacer, que no hay tiempo suficiente para completarlo todo. Pero, la organización es la clave para ser más eficientes, es por eso que te dejamos estos tres consejos que te garantizamos te ayudarán a convertirte en una mujer mucho más organizada y por lo tanto, más productiva!

 

descarga

 

 

1. Elige lo digital.

Si estás buscando una forma de reducir la cantidad de papel que se acumula en tu casa, o simplemente quieres tener acceso a todos tus archivos en cualquier momento, esta es la solución para ti. Usa un planificador online, programa recordatorios, ten programadas tus cuentas de tarjetas de crédito para que te lleguen al mail, o usa diferentes aplicaciones para tomar nota o guardar tus fotos. Además, asegúrate de hacer copias de seguridad de todos tus trabajo. Un cambio a lo digital puede ser el pequeño cambio que necesitas para ser más organizada!

 

 

2. Haz listas.

Es demasiado fácil olvidarnos de algo cuando no lo escribimos. Usa esta herramienta para el trabajo y también para tu casa, como la planificación de comidas, lista de compras, o también para recordar tus objetivos a largo plazo. Las listas pueden ayudarte a visualizar mejor las cosas, así que úsalas en su pleno potencial. Además, no hay nada más satisfactorio que tachar algo de la lista cuando ya está hecho.

 

 

3. Organízate con tiempo.

¿Planeas tu semana con antelación? Si tienes una visión general de las tareas y reuniones que tienes durante la semana, antes de que empiecen, serás mucho más productiva. Además, la programación de tu lista de tareas pendientes en días específicos es una manera más fácil de evitar la dilatación. No te olvides de poner recordatorios en tu calendario si es que tienes plazos.

La Clásica Costumbre Que Tenemos Que Mata Nuestra Productividad

Quizás puede sonar algo contradictorio, porque siempre se promueve que hacer muchas cosas a la vez puede ser la clave para un estilo de vida con éxito, pero resulta que este mismo hábito con el que todos hemos sido criados, podría ser lo que está matando nuestra productividad. Desde una perspectiva general, hacer varias tareas tiene sentido – eres madre, vas al trabajo, o trabajas medio día y el resto eres independiente. Pero si piensas en tus funciones del día a día, hacer muchas cosas a la vez puede no estar siendo el mejor enfoque, ya que conduce a la ineficiencia.

Ahora es tiempo de empezar a hacer una cosa a la vez – centrándote en una cosa hasta que la hayas terminado – y aquí te dejamos tres cosas que están garantizadas que pasan mientras estás en eso:

 

b7a2dbcd38121c958ceb68fe707a6edb

 

Concentración.

Como estamos acostumbradas a hacer muchas cosas a la vez para controlar nuestras vidas, nuestra capacidad de atención se ha vuelto cada vez más corta… casi como que nos baja el nerviosismo si no logramos hacer más de una cosa a la vez. Es un hábito difícil de romper, pero con el tiempo es posible hacer algunos cambios. Hacer sólo una cosa realmente ayuda a poder centrarse en eso, aprender, entender y lograr que se haga. ¿Haz notado cómo tiendes a olvidar o perderte de algo cuando estás en una reunión, por estar revisando tu email (o Instagram)? Incluso escuchar música mientras trabajas – estás cantando y no realmente trabajando.

 

 

Eficiencia.

Hacer una tarea a la vez promete conseguir concentración, lo que se correlaciona positivamente con la eficiencia. Centrarse en una cosa de principio a fin significa que vas a lograr hacerlo más rápido. Puedes incluso encontrar que es beneficioso dividir tus tareas en partes y así dedicar un tiempo limitado a ellas hasta que hayas terminado. Esto es especialmente útil para las personas que tienen capacidad de atención limitada. Aprenderás rápidamente que la realización plena de una cosa te dará la energía y confianza para seguir con la próxima.

 

 

Calidad.

Junto a una mayor atención y eficiencia, lo principal es la calidad. Hacer sólo una cosa significa que valoras en lo que estás trabajando, es una prioridad y es significativo. Con esta idea en mente, empezarás a tener mejores resultados de manera natural.

Ten en cuanta que hacer una tarea a la vez no significa detener todos el resto de los acontecimientos que te rodean. Se trata de eliminar las distracciones (por ejemplo, el celular) y hacer hincapié en sólo una cosa.