8 Buenas Razones Para Salir Afuera Más Seguido

El ser humano fue diseñado para estar en contacto con la naturaleza. Nos sentimos mucho mejor cuando pasamos tiempo en el el parque, el cerro, la playa, etc.. A esto se le llama biofilia, y corresponde al deseo o más bien la necesidad que tenemos de conectar con las cosas naturales. Esto quiere decir que existe una especie de “vínculo instintivo” entre el ser humano y otros sistemas vivos.

¿Pero quieres saber cuáles son la verdaderas razones por las cuales deberías salir afuera más seguido?

¡Sigue bajando!

 

 

 

 

1. Existe trastorno de déficit por la naturaleza que la mayoría de nosotras lo tiene

Recientes estudios acerca del impacto que tiene la vida urbana sobre el ser humano, han evaluado que las personas que viven en la cuidad, alejadas de la naturaleza, pueden tener mayores consecuencias de salud. Esto quiere decir que nuestro cuerpo necesita estar en contacto con lo natural para estar bien.

 

 

2. La naturaleza es buena para el corazón

Un grupo de investigadores japoneses, pudo demostrar que el contacto con la naturaleza hace que disminuya la presión arterial, el pulso y la frecuencia cardiaca. Por otro lado, tambien se pudo ver una baja considerable en la hormona del estrés.

 

 

3. Reduce las posibilidades de tener sobrepeso

En niños y adultos, el contacto con la naturaleza ha demostrado disminuir el riesgo de obesidad. Esta relación va directamente ligada al incremento de la actividad física, ya que mientras más zonas verdes tenemos, más deporte y vida al aire libre hacemos.

 

 

4. Haces más ejercicio

Además de ser bueno para tu salud, el aire libre aumenta tu energía y tu motivación para hacer ejercicio.

 

 

 

 

5. Mejora tu salud

La exposición con la naturaleza, mejora el sistema inmunológico e incrementa la producción de la células anticancerígenas.

 

 

6. Tu cerebro funciona mejor

En niños, el contacto con la naturaleza ha demostrado disminuir la hiperactividad e impulsividad, dos características propias del deficit atencional. Mientras que en los adultos, mejora la atención, la concentración y la productividad en el trabajo.

 

 

7. Aumenta tu felicidad

La personas que viven cerca de la naturaleza, son menos propensas a experimentar ansiedad y depresión. Si no lo crees así, prueba dando un paseo aire libre, en tan solo un par de minutos olvidarás todos tus pensamientos negativos.

 

 

8. Puedes meditar sin problemas

El viento, el sonido de los pájaros y los olores de la naturaleza pueden ayudarte a lograr una mejor meditación.