5 Preguntas Con Camille Du Plessis, Artista

1. ¿Cómo te formaste?

Estudié Diseño de Ambientes y Objetos en la Universidad del Desarrollo, donde aprendí cómo ver más allá de los productos como tal; su funcionalidad, los materiales que lo componían, la importancia del color y cómo cada elemento te influye en tu día a día. Después de muchos años de andar inventando productos y buscando cosas para hacer negocio, decidí lanzarme y crear Camille, Arte y Deco, donde me permito sacar mi lado creativo, experimentar, y lo mejor, trabajar con las manos.

 

 

 

2. Tus obras, ya sea los cuadros como lo textil, son luminosas, coloridas, alegres y relajadas ¿Cómo llegaste a esa técnica?

Después de mucho tiempo de darle vueltas a qué quería hacer, me metí en lo que es el arte africano. Mi papá es Sudafricano y yo nací ahí, por lo que traté de buscar algo que me conectara con ese lado.

Después de mirar miles de libros y fotos, decidí incursionar en lo textil. Siempre he sido muy manual y autodidacta, y hace un año exacto me puse a experimentar con los teñidos. Es impresionante como esta técnica, Shibori, permite crear miles de patrones, los cuales tienen la particularidad de siempre ser distintos y únicos.

Partí con los cuadros con la intensión de rescatar el valor y poder iluminar y dar color a los espacios. En general, los chilenos somos muy poco osados en la decoración, siempre moviéndonos en lo neutro, entonces por qué no darle un toque a esos espacios que tanto nos gustan. Después, bajo el mismo concepto, partí con los productos de decoración (cojines, paños de cocina, servilletas, manteles, etc.)

 

 

 

3. ¿Cuál es tu tip de estilo que nunca falla?

Los básicos. Estos nunca pasan de moda y los puedes complementar con un sinfín de accesorios entretenidos. A mí me fascinan los pañuelos, aros y zapatos, con los que puedo armar miles de look distintos.

 

 

 

4. ¿Cuál es tu indispensable de belleza?

Para mí es clave el factor 50 y el mousse para los rulos de John Frieda que lo aplico cada vez que me mojo el pelo. Además de mantener mis manos siempre hidratadas porque con tanto teñir, se secan un montón. Con esas tres cosas quedo lista.

 

 

 

5. ¿Dónde te podemos encontrar?

En mi Instagram @camille.arteydeco y en mi página web www.camilledp.com donde estoy constantemente subiendo fotos de los productos en stock.

 

 

¡Haz Tus Propias Servilletas Teñidas!

¡Y por supuesto, las servilletas no se quedan fuera de este plan!

Sigue bajando para aprender a hacer estas adorables servilletas teñidas, que le darán a tu mesa un toque de estilo, frescura y por supuesto, mucha y personalidad!…

 

 

 

 

Necesitas:

-Servilletas de genero blancas (las más simples que encuentres)
-Pintura para telas a tu elección (las encuentras en cualquier librería)
-Un pincel delgado
-Un vaso con agua

 

 

 

 

Instrucciones:

-Estirar la servilleta sobre un superficie de trabajo limpia.
-Untar el pincel con la pintura a elección. Para diluirla, sumergir el pincel por 3 segundos en un vaso con agua.
-Dibujar cada linea a pulso, tratando de dejar entre una y otra la misma distancia de separación.
*Cambiar el agua del vaso cada cierto tiempo, de esta manera el color quedará regular.