Cómo Tener Unas Piernas Más Lindas: 5 Hábitos Que Las Dañan

Durante la primavera y el verano nos gusta mostrar nuestras piernas con shorts, faldas, vestidos y trajes de baño. Cierto?? Pero esto, en realidad, muchas veces no suele ser así. Para una gran cantidad de mujeres las piernas son un motivo de inseguridad ya que pueden tener várices, cicatrices o una piel seca y envejecida. Aunque no podemos eliminar 100% el daño que han sufrido nuestras piernas, si hay algunas cosas que podemos hacer para mejorar su apariencia y evitar que sigan apareciendo estas marcas que nos pueden incomodar.

Sigue leyendo las 5 cosas que hacemos comunmente que debemos eliminar por el bien de nuestras piernas!

best_leg_makeup_tips

 

1. Estar sentada todo el día

Tristemente esto es una realidad para la mayoría de nosotras. Sentarse disminuye la circulación de la sangre, haciendo que el fluído en las piernas se estanque, lo que puede llevar a la aparición de várices (condición que afecta al 50% de las mujeres aprox.), tobillos hinchados, e incluso la formación de coágulos sanguíneos. Para mejorar la circulación, asegúrate de tomarte un descanso corto cada hora para caminar un poco y estirar las piernas.

 

2. Cruzar mucho las piernas.

Buenas noticias: contrario a la creencia popular, hacer esto no hace que salgan várices. Sin embargo, sí le pone una pequeña cantidad de presión a las venas, lo que podría exacerbar el problema haciendo que la sangre se estanque y las paredes de las venas se hinchen. Si eres propensa a desarrollar venas en la zona de las piernas, trata de mantenerlo al mínimo.

 

3. Olvidarte de las piernas cuando exfolias y humectas.

Así como esto hace toda la diferencia en tu rostro, exfoliar y humectar tus piernas es un must. (Piensa que esto es esencialmente el regimen anti-edad para tus piernas.) Puedes exfoliar tus piernas más seguido que tu rostro, pero 2-3 veces a la semana es bastante. Cuando se trata de humectar, deberías hacerlo por lo menos una vez al día. Y sube la hidratación buscando fórmulas más humectantes al elegir productos como jabones, scrubs o cremas de afeitar.

 

4. Ser floja cuando afeitas tus piernas.

Ya sea que estés sustituyendo una barra de jabón por crema de afeitar o usando navajas desechables de una hoja, no te estás haciendo ningún favor. Piensa de esta forma: no serías tan despreocupada si se tratara de tu rostro, por lo que dale un poco de cariño a tus piernas. Deberías reemplazar tu rasuradora (la cual debería tener al menos 4 cuchillas) después de 5 a 7 usos o apenas empiece a verse gastada u oxidada.

 

5. No tratar los cortes apropiadamente.

Irritación por el afeitado, picaduras de mosquitos, o un simple rasguño, si estas marcas no las cuidas probablemente dejen una cicatriz. Si ya tienes cicatrices puedes usar algún tratamiento o simplemente aceite de Vitamina E, que está cargado de antioxidantes para mejorar la apariencia de la piel dañada.