La Forma Correcta De Aplicar Los Productos Hidratantes Sobre Tu Cara

 

Si es una preocupación temporal (producida por ejemplo por un cambio de clima) o permanente por tu tipo de piel, la sequedad causada por la falta de aceite o la deshidratación producida por la falta de agua, puede ser un tema importante para ti. Hay una fórmula sencilla para atacar este problema y es, básicamente, como un vaso de agua para el rostro. ¿La mejor parte? No necesitas comprar nuevos productos ni seguir un tutorial con infinitos pasos. Se trata simplemente de una forma estratégica de aplicar capa a capa lo productos -como un “sandwich”- y así lograr una hidratación óptima.

La rutina a seguir debería ser la siguiente: limpiar, exfoliar con ácido, rociar un spray hidratante, aplicar tu aceite o serum y luego, finalmente, hidratar.

Aplicar tus productos de esta manera aporta una hidratación extra entre cada paso, ayudar a mantener esta hidratación y además aliviar la sensación de piel seca.