Si No Te Gusta Transpirar, Estos Ejercicios Son Para Tí

Si haces deporte más de tres veces por semana, seguramente has pasado por esos días en los que no quieres transpirar más. Y como nos encanta que te mantengas activa y motivada con el ejercicio, hoy te enseñaremos esta rutina de 15 minutos que puedes realizar sin necesidad de hacer mucho esfuerzo. Créeme, te mantendrás en forma sin sudar ni una sola gota.

Sigue bajando para aprender este sencillo ejercicio que no necesita de un equipo especial.

 

 

Plancha con estocada torcida

-Colócate en posición “planchita” con los brazos bien estirados.
-Haz una estocada con tu pie izquierdo y lleva el brazo del mismo lado hacia el techo.
-Vuelve a la posición inicial
-Realiza 10 repeticiones a cada lado.

 

 

Abdominal con torsión

-Acuéstate sobre tu espalda, extendiendo tus brazos hacia los lados.
-Levanta tus piernas de manera que entre tus rodillas y tu cadera se forme un ángulo de 90 grados.
-Sin que se desarme el ángulo, lleva tus pies hacia la izquierda hasta casi tocar el piso.
-Mantén durante tres segundos y vuelve a la posición inicial.
-Realiza 20 repeticiones a cada lado.

 

 

Abdominal en posición fetal

-Siéntate en posición fetal (coloca tus manos arriba de tus rodillas, sin apoyar los pies). equilibra todo tu cuerpo en la zona de tu trasero.
-Suelta tus rodillas hacia adelante y tus brazos hacia los lados (sin tocar el suelo).
-Mantén durante tres segundos y vuelve a la posición inicial.
-Realiza 10 repeticiones.

 

 

Puente con elongación de piernas

-Colócate en “posición de puente” con las caderas hacia arriba y los brazos a los lados.
-Estira tu pie izquierdo hacia adelante y llévalo hacia arriba.
-Mantén por tres segundos y vuelve lentamente a la posición inicial.
-Realiza 10 repeticiones en cada pierna.

 

 

Trabajo de triceps y glúteos

-Siéntate en el suelo con las rodillas flectadas, y los brazos apoyados atrás (las manos deben quedar apuntando hacia tus pies)
-Estira tus codos y levanta tu trasero hacia arriba. Cuida que tus manos queden a la misma altura de tus hombros.
-Mantén por 3 segundos y vuelve a la posición inicial.
-Realiza 15 repeticiones.

 

 

Puente lateral

-Acuéstate de lado, con los pies estirados y los codos apoyados en el suelo.
-Impulsándote con los codos, eleva tu cintura hacia arriba, manteniendo bien firme y estirado todo tu cuerpo.
-Mantén por 3 segundos y vuelve a la posición inicial.
-Realiza 15 repeticiones por lado.

 

 

Superman

-Acuéstate boca abajo, levanta el pecho del suelo, y lleva tus brazos hacia adelante.
-Con el torso bien estable, dobla tus codos hacia ambos lados.
-Levanta un poco más el pecho y estira tus brazos  hacia atrás.
-Vuelve lentamente a la posición inicial
-Realiza 10 repeticiones.

 

 

¿Transpirar Más Significa Que Quemas Más Calorías? Aquí Te Contamos…

Getting ready for abs

A photo posted by Adriana Lima (@adrianalima) on

¿Por qué será que después de entrenar algunas parecemos como que venimos saliendo de la piscina, mientras que otras permanecen perfectamente secas? Suena lógico pensar que mientras más transpiras más quemas pero, ¿es ese el caso?

El organismo genera sudor para bajar la temperatura del cuerpo mientras entrenas, y cuanto sudas depende de la cantidad de glándulas sudoríparas que tengas. Las mujeres tendemos a tener más que los hombres, pero son menos activas, por lo que sudamos menos. La transpiración también depende de la temperatura del lugar, la intensidad del ejercicio, qué estás usando, tu porcentaje de grasa y si fumas, tomas café o alcohol, pues todos estos aumentan la transpiración.

Por lo tanto, te recomendamos que no uses la cantidad de sudor como un indicador de la cantidad de calorías que estás quemando; lo que importa es qué tan largo e intensamente estás ejercitando. Cualquier pérdida de peso que experimentes inmediatamente después de entrenar, no es más que agua perdida y lo subirás en cuanto te vuelvas a hidratar. Piénsalo así: si vas a trotar durante 30 minutos, sin importar cuanto sudes habrás quemado alrededor de 300 calorías.