Las 4 Tendencias Que Harán Que Tus Looks Se Vean Mucho Más Lujosos

Hay algunas tendencias que están siendo cada vez más fuertes y tienen además la gracia de darle a los looks un aspecto mucho más elegante, incluso como si fueran caros y lujosos sin necesidad de serlos. Si eres inteligente en tus elecciones, no tienen que significar que gastes ni un peso por encima de tu presupuesto.

 

 

1. Textura de cocodrilo.

La textura artificial de cocodrilo tiene un encanto especial y aire de lujo sin que la etiqueta de precio sea altísima. Úsala en accesorios como carteras, zapatos o cinturones.

I mean… // @rejinapyo via @netaporter // link in bio // #trustmebuythis

A post shared by Trust Me, Buy This (@trustmebuythis) on

 

 

2. Trajes y ropa a medida.

Ajustar un traje de dos piezas o un vestido, blazer, etc, a tus medidas hace que instantáneamente te veas más pulida y con un look terminado y redondo. No tengas miedo de gastar un poco en una modista o sastre para que adapte tu ropa, realmente hace una gran diferencia.

 

 

3. Estampado de serpiente.

De forma similar a la tendencia del falso cocodrilo, las piezas con efecto de serpiente te permiten acceder a prendas de moda elegantes a una fracción del precio. Este estampado lo veremos en prendas, calzados y accesorios.

Ace of beige

A post shared by Sophia Roe (@sophiaroe) on

 

 

4. Piel artificial.

La piel sintética no es ninguna novedad, pero si sobrevive de una temporada a otra es por su capacidad de verse elegante sin ser cara.

Total black y leopardo #ootd #inspirationoftheday

A post shared by Cut Y Paste (@cut_y_paste) on

El Típico Error De Estilo Que Debes Evitar

 

Hay un típico error de estilo que muchas cometen y realmente es fácil de evitar. Todo se reduce a conocer tus proporciones y saber cómo la ropa se adapta a tu cuerpo. Ya sea que tu ropa es demasiado o grande o demasiado chica, la mejor manera de verte lo mejor posible es prestar mucha atención a cómo se adapta la ropa a tu cuerpo. Busca a un sastre o buena costurera local y date un tiempo extra para modificar las prendas que más usas de manera que se ajusten perfectamente a tu figura. Eso hace toda la diferencia, en serio.

La Mejor Guía Para La Mujer Moderna Sobre Ajustes De Sastrería: Qué Conviene Arreglar Y Qué No

Si hay un truco que las mujeres bien vestidas guardan bajo la manga, son los ajustes de sastrería. Mientras que las piezas listas para usar deberían venir literalmente listas para usar, adaptarlas a cada figura puede hacer un mundo de diferencia. Más que ajustar pequeñas costuras, un buen sastre sabe exactamente cómo encaja todo, desde jeans, a chaquetas o vestidos.

Pero como la idea de adaptar tu closet completo puede ser un poco exagerado, aquí tenemos la guía completa sobre lo que sí es realmente necesario ajustar!

 

nyfw-best-street-style-day-7-13

 

 

La sastrería fue alguna vez una norma.

Cuando la ropa producida en masa apareció por primera vez, ésta no fue creada como un completo reemplazo a la ropa hecha a medida, sino que como una alternativa de vestuario más económica y conveniente. Las personas de esa época entendieron que la ropa lista para usar no tenía un calce perfecto directamente desde la percha, y todavía era necesario hacerle algunos ajustes.

A medida que los estilos se fueron haciendo más sueltos hacia los años 60 y 70, se hizo menos necesario la sastrería, y finalmente menos personas aprendieron a coser. Desde las últimas décadas, hemos estado tratando de hacer que nuestros cuerpos de ajusten a la ropa, cuando en realidad es la ropa la que debe ajustarse a nuestro cuerpo.

 

 

Paso 1: Trabaja con un sastre o modista en que confíes. 

El primer paso para encontrar un buen sastre o modista es preguntar. Pregúntale a otras personas bien vestidas, ya que si se ven tan bien, es probable que adapten su ropa. También puedes preguntar en tiendas de lujo o boutiques dónde le recomiendan a sus clientes para hacer los ajustes.

 

Paso 2: Espera una conversación. 

Debes probarte la prenda con el sastre o modista para que puedan examinar los ajustes. Asegúrate de que puedes comunicarle exactamente cómo quieres que quede la prenda terminada. El sastre tiene que discutir la forma contigo y explicarte cómo los ajustes le darán a la prenda el aspecto que tú quieres.

 

Paso 3: Encuentra tu calce. 

¡Ignora el tamaño! Busca algo que se adapte bien a la parte más ancha de tu cuerpo y luego adapta todo lo demás.

Todas las mujeres, especialmente las con el busto más grande, deben evitar elegir blusas muy ajustadas y adaptarlas en la cintura. Casi siempre que quieras que una prenda resalte el contorno de tu figura, es más fácil lograrlo por medio de la adaptación de sastrería.

 

 

 

Qué vale la pena arreglar.

– Trajes formales y los que usas para la oficina.

– Piezas clásicas y bien hechas.

– Piezas que usas para ocasiones especiales.

– Las bastas de los pantalones.

– El largo de las faldas.

– Los básicos de todos los días como los jeans.

Invierte en buenas prendas y luego adáptalas para que queden a medida. Deben ser cortes clásicos (es decir, atemporales pero no aburridos ni demasiado a la moda), prendas bien hechas y de buena calidad que durarán por años.

 

 

 

Qué cosas no vale la pena arreglar.

– Las prendas de fabricación barata.

– Cualquier cosa demasiado a la moda.

– Piezas pasajeras de moda rápida.

No pierdas tiempo ni dinero adaptando prendas baratas, de telas de baja calidad o muy a la moda. Estas piezas se desvanecerán y querrás sacarlas de tu closet en una o dos temporadas más.

 

 

 

Tip extra:

La anchura de hombros y la regulación de altura de las prendas con mangas son arreglos más complicados y por lo tanto más caros. Siempre empieza por encontrar una prenda que se ajuste bien en los hombros.