Qué Ponerte Cuando Tienes Una Reunión Por Zoom

En los tiempos del tele trabajo surge un nuevo desafío: vestirse para tus reuniones por Zoom. La gran ventaja es que tienes que estar arreglada de la cintura para arriba y abajo puedes seguir con tus leggings, buzos o cómodos jeans. Los accesorios toman un papel importante porque pueden elevar un simple outfit de manera rápida y muy efectiva. Con todo esto en mente, te dejamos las prendas y accesorios que harán un gran trabajo a la hora de hacer más sofisticado un look, algo válido para una reunión de oficina como para un carrete con amigas.

 

 

1. Un cintillo te dará un aire encantador y chic

View this post on Instagram

Easter ready

A post shared by Babba C Rivera (@babba) on

 

 

2. Blazer y camisa abotonada te harán ver elegante y profesional

View this post on Instagram

A post shared by Olivia Perez (@livvperez) on

 

 

3. Un conjunto de tonos neutros y aire casual

 

 

4. Ilumina tu look con un blazer de color llamativo

View this post on Instagram

Dressed for the sunshine

A post shared by Emili Sindlev (@emilisindlev) on

 

 

5. Haz que tus aros sean el centro de atención de tu outfit

View this post on Instagram

✨ I did a style q&a on my stories

A post shared by elsa hosk (@hoskelsa) on

 

 

6. Un collar hará que hasta la camisa más simple se vea cool

View this post on Instagram

wilma from the flinstones but make it fashion

A post shared by alyssa coscarelli (@alyssainthecity) on

 

 

7. Con un cardigan harás que un look se vea completo

View this post on Instagram

Looking up

A post shared by Reese Blutstein (@double3xposure) on

 

 

8. Una blusa con cuello grande es una elegante y romántica elección

 

 

9. Elige un colet de aire noventero para tomar tu cabello

 

 

10. Con un sweater sobre los hombros tendrás un fresco y elegante look

 

 

11. Un sweater vestido es una prenda casual y chic a la vez

View this post on Instagram

A post shared by Courtney Trop (@alwaysjudging) on

 

 

12. Elige unos anteojos llamativos para darte un aire cool

 

 

13. Nunca te equivocarás con un total black look

View this post on Instagram

movie suggestions?

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

 

 

 

5 Límites Que Te Ayudarán A Combatir El Estrés Y La Fatiga Mientras Trabajas Desde Casa

Trabajar desde casa puede ser tan desafiante como cómodo. Claro, no hay que salir corriendo o luchar contra el tráfico de la mañana, pero puede parecer que siempre estás en el trabajo, y eso puede ser agotador y estresante. Cuando tu oficina también es tu hogar, puede ser difícil mantenerte productiva y concentrada, así como terminar de trabajar al final del día.

Mantener un equilibrio trabajo/vida exitoso cuando se trabaja desde casa requiere disciplina y paciencia, y para esto lo recomendado es establecer una serie de límites para protegerte emocionalmente. Con eso en mente, acá te dejamos cinco consejos para establecer límites que pueden evitar que te sientas abrumada o ineficiente.

 

1. Mantén un calendario.

Establecer tus horas disponibles y cumplir con ellas es imprescindible. Dile a las personas con las que trabajas cuáles son tus horas de trabajo específicas y no te desvíes de tu horario. Confiar en un horario estricto no solo to ayuda a mantener límites con tus colegas, sino también con tu familia, ya que les permite saber cuándo tienen acceso a ti. Además, tu cerebro apreciará el equilibrio entre cuándo necesita trabajar y cuándo necesita relajarse o pasar tiempo con la familia.

 

 

2. Tómate un descanso para almorzar.

Si estuvieras trabajando en la oficina, no estarías trabajando durante ocho horas seguidas, así que no esperes que lo hagas mientras estés en casa. Tomar descansos cortos durante el día te ayudará a volver a trabajar con un enfoque renovado. Aprovecha este tiempo para comer fuera de tu espacio de trabajo. Esto puede mejorar tanto el estado de ánimo como el rendimiento cognitivo.

 

 

3. Establece un lugar agradable de trabajo.

Esto no necesariamente tiene que ser una oficina formal. Puede ser, por supuesto, pero si es simplemente un escritorio en tu pieza o sala de estar, eso también funciona. Lo importante aquí es que el espacio solo se use para trabajar. De esta manera, tu cerebro sabe cuándo es hora de trabajar y cuándo es hora de relajarse en casa.

Un espacio de trabajo dedicado también establece un límite para los miembros de la familia u otras personas con las que compartas una casa, haciéndoles saber que cuando estás en tu espacio de trabajo, estás trabajando y, por lo tanto, no estás disponible para ellos.

 

 

4. Vístete.

Aunque usar pijama todo el día es tentador, desdibuja las líneas entre trabajar y relajarse. Mantén una rutina de despertarte a la misma hora todos los días y prepararte como lo harías si fueras a la oficina. Claro, puedes vestirte de manera más informal, pero asegúrate de no usar la ropa con la que dormiste. Vestirte para el trabajo puede ayudarte a hacer la transición a una mentalidad laboral al crear un límite mental entre la relajación y el tiempo de trabajo.

 

 

5. Establece una hora para terminar.

Es crucial cumplir con este límite para mantener tu bienestar emocional y lograr un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida. Apaga tu computador, silencia tu celular y deja tu espacio de trabajo hasta el día siguiente. Este es el momento para que dejes el trabajo y te unas a tu familia, o haz lo que sea que te ayude a sentirte recargada si vives sola.

Cuando terminen las horas de trabajo, ten cuidado de no caer en la trampa de tareas aparentemente fáciles como revisar revisar o responder los mails. Debes salir completamente del modo de trabajo, ya que esto es esencial para tu salud mental.

Transforma Tu Living En Oficina Con Estos 6 Simples Tips

Si le preguntas a cualquier persona que esté acostumbrada a trabajar desde la casa, te dirá que los mayores desafíos es separar sus espacios en una “zona de trabajo” y una zona de “vida cotidiana”, para así poder mantener una sensación de calma y no sentirse trabajando 24/7.

Dicho esto, tener un buen espacio de trabajo sin duda puede optimizar el enfoque y la eficiencia cuando se trata de trabajar, y tu living o sala de estar puede ser sorprendentemente propicia para esto, solo tienes que seguir estos consejos para crear un rincón que haga la transición mucho más fácil.

 

 

1. Organiza.

Primero lo primero: elimina la mayor cantidad de desorden innecesario posible para permitir un poco más de espacio y menos ruido visual. Limpia un área para que puedas dedicarla al trabajo. Dedica un área a todo tu equipo de trabajo para que sea fácilmente accesible, pero tampoco sientas que te estás apoderando de todo el living.

 

2. Acércate a la luz.

¿Dónde armar tu rincón de trabajo? Encuentra una esquina o espacio cerca de una ventana si es posible. La luz natural es vigorizante y relajante al mismo tiempo, por lo que es ideal trabajar con una cerca.

 

 

3. Mantén las distracciones a raya.

Si normalmente estás acostumbrada a usar tu sala de estar o living para múltiples actividades, por ejemplo, ver televisión, pasar el rato, revisar las redes sociales e incluso comer, entonces deberías intentar mantener dispositivos como tu teléfono y controles remotos un poco más allá del alcance de la mano para resistir el impulso de distraerte constantemente.

 

4. Si puedes, usa un escritorio.

Si aún no tienes un escritorio, lo recomendable es improvisar uno para ayudarte a separar el espacio.

 

5. Si no, maximiza tu espacio existente.

Alternativamente, si el espacio no permite un escritorio, entonces establece una zona de trabajo dentro de tu living con una mesa que haga la misma función que un escritorio.

 

 

6. Agrega detalles inspiradores.

Por último, dale vida al espacio y conviértelo en un lugar agradable para estar agregando detalles como plantas, acentos decorativos o incluso muebles de decoración. Trae flores frescas, no hay mejor manera de alegrar un espacio, especialmente un espacio de trabajo.