Cómo Comprar Un Vestido De Novia: 8 Tips Que Debes Saber

Para algunas novias, comprar el vestido para el día de su matrimonio puede ser absolutamente emocionante, mientras que para otras puede ser una experiencia más cercana a una pesadilla. Independiente del grupo en el que encajes, es inevitable que tendrás que pasar por la experiencia de comprarte un vestido de novia y para ayudarte a que este minuto se haga más fácil y la búsqueda sea mas eficiente, hay 8 recomendaciones que debes saber. Sigue leyendo, aquí te las contamos!

ra

 

 

1. Come primero.

Una novia hambrienta y gruñona no es el camino a seguir, así que asegúrate de comer antes de ir a comprar. No tienes tiempo? Entonces hazte un snack de frutos secos o frutas que puedas llevar contigo. Puede sonar tonto, pero estar de mal humor puede afectar tu paciencia y hacer que el proceso de pruebas sea una pesadilla.

 

2. Prepárate un poco.

Mientras no es necesario que vayas maquillada ni peinada con tanta producción cuando vas a probarte vestidos (ojo que tienes que evitar las manchas de base), vale la pena llegar con el pelo ordenado y un maquillaje muy suave porque de esta forma tendrás una imagen un poco más cercana a la realidad de cómo te verás el día de tu matrimonio. Además, tener el pelo en un buen día puede aumentar tu confianza y estar con mejor ánimo para estar varias horas frente a un espejo.

 

3. La estructura de los zapatos es la clave.

¿Ya tienes elegidos los zapatos que usarás para tu matrimonio? Genial! entonces llévalos contigo. Si no los tienes aún, la clave es llevar algún zapato que sabes que serán parecidos a los que usarás, tanto altura como el tipo de taco. Varias estructuras de zapatos pueden alterar en gran medida la forma en que cae, sobre todo la basta y largo del vestido.

gggg

 

4. Usa -o lleva- la ropa interior correcta.

No usar la ropa interior correcta cuando vas a probarte vestidos de novia, puede significar que incluso la búsqueda sea un desperdicio. Después de todo, no hay ninguna mujer que no haya experimentado los poderes transformadores de una faja o de un buen sostén.

Si vas de compras sin una idea clara de lo que quieres, entonces lleva varias opciones diferentes, como un sostén strapless, otro con push up, una faja, etc.

 

5. Define el rango de precio que estás dispuesta a pagar.

Es fácil dejarse atrapar por un vestido de novia caro, por lo que vale la pena empezar la búsqueda teniendo en cuenta cuánto es lo que estás dispuesta a gastar y definir un presupuesto, o al menos un precio tope. No olvides tener considerados los zapatos, accesorios, velo y algún arreglo que tengas que hacerle al vestido. Lo mejor es que ni siquiera te pruebes los vestidos que sabes que quedarán fuera de ese rango.

 

6. Trata de mantenerte acorde a tu propio código de vestimenta.

Hay veces en que las novias se ven sorprendentemente fuera de lugar y no así sus invitados. Si por ejemplo tu matrimonio será en una exótica playa, entonces un vestido estilo princesa claramente no es la opción correcta. ¿Te casarás en un lugar lujoso y piensas que un vestido aireado y los pies descalzos? esto claramente esto tampoco funcionará. Elige algo que se complemente bien con el entorno y con el tipo de matrimonio que estás planeando, esta es la mejor forma de que te veas estilosa y atemporal.

ggg 

 

7. Sáltate la comitiva.

Hay muchas novias que consideran a sus madres, hermanas, abuela, tías y amigas para comprar su vestido, pero lo que pasa es que demasiada gente opinando al respecto puede arruinar definitivamente la experiencia. Entre los diferentes gustos, generaciones, opiniones y niveles de conocimiento de tu estilo personal, sólo terminarás confundiéndote sobre lo que realmente quieres. Además, cuando finalmente encuentras el indicado, la única opinión que realmente cuenta es la tuya, finalmente tú eres la que tiene que sentirse cómoda y linda en el vestido que uses para tu matrimonio.

 

8. Ten la mente abierta.

Sí, es importante conocer tu estilo personal y no tomar riesgos que pueden ser peligrosos, pero te puedes sorprender positivamente en un modelo, corte o longitud que normalmente no habrías usado. Entonces trata de estar abierta probar cosas nuevas y quizás descubras algo que no habías usado antes pero que es absolutamente favorecedor.