10 Detalles Secretos Que No Sabíamos Del Vestido De Novia De Kate Middleton

Y aunque luego usará más vestidos maternales que de gala, la Duquesa de Cambridge sabe cómo llevar un look formal. Su vestido de novia fue tan icónico que todavía –seis años después– se pueden encontrar copias en Amazon.

Diseñado por Sarah Burton para Alexander McQueen, se rumorea que costó cerca de USD 450.000. Acá te contamos todos los detalles secretos de la fabricación de este precioso vestido.

 

 

1. En la parte de las caderas se necesitó agregar un sutil relleno.

El estilo victoriano es un sello de Alexander McQueen y el vestido de novia de Kate no fue la excepción. Para acentuar la cintura, Burton le agregó un extra relleno debajo de la zona del abdomen.

 

 

2. No escatimaron en detalles al hacer la enagua

Sarah Burton diseñó la parte de abajo del vestido para que pareciera una flor abierta. Cuando Pipa levantó la cola del vestido, pudimos entrever el encaje adornado con capas de tul de seda que le daban forma al vestido de novia.

 

 

3. La Reina le prestó la tiara

Como dice la tradición, toda novia debe usar algo prestado ese día y Kate tuvo el honor de llevar la tiara Cartier de la reina Isabel, la que fue regalada a la monarca por su padre. La preciosa joya incluye cerca de 1.000 diamantes.

 

 

4. El vestido homenajeaba a otros vestidos de novia reales.

Con un cuello de encajes similar y las mangas largas, el vestido de la Duquesa fue inmediatamente comparado con el traje de novia de Grace Kelly y el de la misma reina. En su momento, una declaración oficial confirmó que Kate quería combinar tradición y modernidad con la artística visión que caracteriza el trabajo de Alexander McQueen.

 

 

5. El vestido mezclaba dos tonos de blanco

 

Generalmente, los vestidos de novia eligen uno u otro tono de blanco, pero el género del de Kate era satin gazar, una suave pero firme tela de ambos tonos. Además, Burton le cosió al interior una pequeña cinta azul para la buena suerte.

 

 

6. El encaje tenía gran cantidad de flores pequeñas

Para crear el elaborado apliqué del corsé, la Escuela Real de Bordado usó un tul de seda tejido con tréboles, rosas y lirios de la afamada firma Sophie Hallette.

 

 

 

7. Los aros fueron regalados por sus padres

Para confeccionar los aros, la joyería Robinson Pelham se inspiró en el escudo de la familia Middleton, donde destaca el diseño de una bellota en un roble. Los padres de Kate se lo regalaron como regalo de matrimonio.

 

 

8. La cola del vestido medía casi 3 metros

Cuando te casas en la Abadía de Westminster, el vestido tiene que llamar la atención. Y si bien la Duquesa de Cambridge no rompió ningún récord real con el largo, fue su suegra, la que con 8 metros, se llevó el premio.

 

 

9. Los zapatos también eran de tul de seda bordada

Y aunque los zapatos no se vean, ningún detalle fue dejado al azar y Alexander McQueen hizo unos zapatos con taco de satin color marfil, bordados a mano por la Escuela Real de Bordado.

 

 

10. Otro vestido debutó en la recepción

Y aunque el vestido de novia que usó en la catedral fue impresionante, Kate lo cambió por otro espectacular vestido de Alexander McQueen, que tenía un cinturón de diamantes.