Cómo Usar Tu Tiempo Después Del Trabajo Si Quieres Ser Productiva

El hecho de estar horas frente a nuestro computador y vivir estresadas, no significa para nada que estamos siendo productivas con nuestro trabajo, es más, puede llevarte justamente a lo contrario.

Cuando empiezas a tomarte tiempo para ti, además de los fines de semana, podrás ver un cambio importante. Sigue bajando para conocer estas 6 cosas que te ayudarán a ser mucho más productiva.

 

 

 

1. Asegúrate de mantenerte lejos de tu computador.

Incluso si tienes algunas tareas pequeñas pendientes cuando llegues a tu casa, asegúrate de no prender tu computador apenas entras a la casa. Sabemos que puedes preferir terminar eso de inmediato para luego relajarte, pero también puede significar que te quedes trabajando durante horas. Además, es importante que te tomes un respiro después de la oficina y dediques algo de tiempo para ti, especialmente si ha sido un día largo.

Si hay algo importante que tengas que terminar, mejor quédate en la oficina hasta completarlo y no llevarte el trabajo a casa. Es importante que mantengas los espacios separados: uno para trabajar y otro para relajarte. No fusiones los dos.

 

2. Dedica una hora para hacer vida social.

Trata de evitar las ganas de meterte a la cama en cuanto llegas a tu casa y esconderte del mundo. Oblígate a estar en compañía de otros, eso siempre te dará el impulso que necesitas. No importa el problema y lo pequeño que sea, tomarte el tiempo para estar y hablar con tu gente siempre hará maravillas. A veces todo lo que necesitas es a alguien con quién descargar.

 

3. No te des un clásico baño de tina, date uno de lujo.

No nos referimos a poner unas burbujas y meterte a la tina, es mucho más que eso. Agrega unos aceites esenciales que sirven para aliviar la ansiedad. Una vez que estás en la tina, relaja tu cabeza con un cojín y olvídate de todo, dejando que el estrés del día salga de tu cuerpo. Puedes dedicar este tiempo a pensar en ti, leer o simplemente disfrutar del silencio absoluto.

 

4. Haz el esfuerzo de cocinar.

Si te gusta cocinar, entonces date el tiempo para poder hacerlo para tus comidas. Si eres de las que en realidad lo detesta, encuentra formas entretenidas de empezar a gozarlo y hacerlo parte de tu rutina. Elige tu menú semanal y te darás cuenta de que de esta manera es mucho más fácil mantenerte firme y al día con tus objetivos fitness.

 

5. No uses las redes sociales para relajarte.

Trata de no pasar más de 10 minutos de tu día en redes sociales. Conéctate más con la vida real y haz recuerdos reales. Te darás cuenta que cuando hagas otra cosa, mirarás para atrás y nunca habrás deseado estar en Facebook en su lugar. Sinceramente, no te estás perdiendo de nada sin estar todo el tiempo revisando tus redes sociales.

 

6. Planea con anticipación.

Por lo general, cuando estás estresada no puedes relajarte (claro, son justo lo contrario), entonces asegúrate de repasar tu lista de pendientes, ver lo que tienes que hacer y así planificar tu futuro. Esto ayuda a aliviar la ansiedad en tu pecho, poder dormir tranquilamente y te permite estar más organizada. Esto realmente puede marcar la diferencia.

Por Qué El Aburrimiento Es Bueno Para Tu Creatividad

Todas creemos que el aburrimiento es una perdida de tiempo, y cada vez que se presenta esta situación ante nosotras tratamos de evitarla inventando cualquier cosa para hacer. Pero lo que no sabías es que las mejores ideas y pensamientos surgen de este estado mental. Así es, muchos escritores, pintores e incluso físicos a lo largo de la historia han encontrado su fuente de inspiración  por medio del aburrimiento. Así que si estás sola en tu casa sin nada que hacer, no te sientas mal y aprovecha el momento, créeme una idea muy buena se te ocurrirá.

Y para asegurarnos de que esta idea sea genial, hoy te dejaremos estos sencillos tips que te ayudarán a sacarle el mayor provecho posible a este tiempo libre o más bien dicho a esta “oportunidad”….

 

 

 

 

Asegúrate de que sea el tipo correcto de aburrimiento

Debes tener cuidado con el aburrimiento molesto y monótono que te deja de mal humor. Un buen aburrimiento es aquel que te incita a realizar cosas creativas y entretenidas en el único tiempo libre que tienes durante el día.

 

 

 

Periodos cortos de aburrimiento.

Es muy importante que seas una persona ocupada durante la vida normal, ya que el aburrimiento permanente es un mal que podría generarte problemas tanto físicos como mentales. La idea es que goces los pequeños periodos de aburrimientos que se van dando después de trabajar mucho.

 

 

 

 

Elimina cualquier otra distracción

Cada vez que nos aburrimos sacamos nuestro celular o computador, pero lo que no sabíamos era que la tecnología es una distracción que impide que tu mente se libere.

 

 

Prepárate para el aburrimiento

Recibe el aburrimiento en un lugar cómodo y agradable, con comida rica y un buen libro o algo para colorear que eche a volar tu imaginación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8 Hobbies Que Te Harán Más Inteligente

Probablemente te acuerdas de esos viejos tiempos en que salías del colegio y estabas llena de actividades extracurriculares como clases de piano, de gimnasia, de ballet, etc! Estas actividades en la vida temprana estimularon tu cuerpo y tu mente, pero por desgracia, es probable que luego de la universidad todas ellas de hayan desvanecido. Cuando empezamos a trabajar, nuestro tiempo se hace más escaso y es probable que uses tus horas libres en hacer algo de deporte, ir al gimnasio o ver alguna serie en Netflix.

Llenar nuestro tiempo libre con actividades recreativas puede mejorar nuestra capacidad cognitiva, nuestra energía y la sed de conocimiento, lo que por resultado, puede hacerte más inteligente. Aquí te contamos sobre 8 hobbies que deberías empezar a hacer!

 

smart-casual-attire-women_f12872cd0bcacc1

 

1. Toma unas clases de baile cardio.

Tanto si eliges unas clases de baile por DVD que puedes hacer en tu casa o te inscribes a unas clases de zumba, esta es una disciplina que realmente ayuda a tu cuerpo y tu mente. No te vamos a mentir: los primeros 10 minutos pueden ser difíciles. La coreografía puede ser difícil de replicar y saltar hacia arriba y hacia abajo puede dejarte sin respiración en cualquier minuto, pero no te rindas, realmente vale la pena! Aprender movimientos de baile coreografiados mejora tu inteligencia, manteniendo un ejercicio activo en lugar de pasivo. No sólo estás centrada en los movimientos – como podría ser una clase de spinning – sino que también estás atenta al ritmo, a los movimientos y tratando de memorizar los pasos de baile.

 

 

2. Cocina para tus amigos y tu familia.

Cocinar es una multitarea. Estás constantemente midiendo con precisión, tomando decisiones rápidas e improvisando cuando sea necesario. Es también un ejercicio creativo, especialmente cuando varías regularmente tu menú. Te recomendamos invitar a amigos o familiares a comer, ya que además es una manera estimulante para compartir con los demás.

 

 

3. Toma clases de música.

Tocar música fortalece el cuerpo calloso del cerebro – es decir, el vínculo entre el lado izquierdo y el lado derecho del cerebro – con esto la estimulación de los lados analíticos y creativos de tu mente al mismo tiempo. Independientemente de tu edad, ejercitar el cuerpo calloso de tu cerebro mejora tus habilidades de resolución de problemas, la memoria y la función del cerebro en general.

 

 

4. Aprende un nuevo idioma.

Continuar con tu educación mientras eres adulto es siempre una gran manera de aumentar tu capacidad intelectual, pero estudiar y aprender un nuevo idioma tiene un profundo efecto sobre los músculos cognitivos. “Ser bilingüe, en efecto, te hace más inteligente. Puede tener un efecto profundo en tu cerebro, mejorar tus habilidades cognitivas no relacionadas con el lenguaje e incluso actuar como blindaje contra la demencia en la vejez”, escribió Gray Matter para el The New York Times. La ciencia también demuestra que ser bilingüe afecta positivamente a la habilidad para controlar tu medio ambiente y dirigir mejor la atención a los procesos.

 

 

5. Escucha podcasts.

Los podcasts son la mejor fuente de conocimiento para tus semi-tiempos de inactividad. Pueden ser los viajes hacia la oficina, mientras haces deporte o mientras te preparas en la mañana. Es tan fácil como ponerte unos audífonos y escuchar un buen podcast.

 

 

6. Mantener un diario regular.

Tener y escribir en un diario regularmente puede ayudarte de muchas maneras. En primer lugar, mejora tu inteligencia emocional. Si pasas al menos 10 minutos al día analizando tu estado de ánimo, contando lo que pasó en el día, o simplemente quieres escribir lo que pasa en tu conciencia, serás capaz de ver tus propios patrones emocionales y gestionar mejor tus propios cambios en el estado de ánimo. Además, mantener un diario también te ayuda a mejorar tu inteligencia.

Trata de escribir unas 400 palabras cada día sobre lo que has aprendido. Unos pocos momentos de reflexión sobre la información que has recibido y absorbido no sólo te ayudará a recordar, sino que también desencadena nuevas formas de sintetizar los datos.

 

 

7. Ve documentales en Netflix.

Seamos honestas: Los Streaming de programas de televisión son la nueva adicción de la generación milenio. Con una buena cantidad de contenido, puedes ponerte al día de varios temas de actualidad, lo que te abren los ojos a nuevas culturas y otras personas, lo que te ayuda a ver el mundo a través de una nueva perspectiva.

 

 

8. Lee tanto como puedas.

Ésta es más obvia. Lee lo más que puedas y vas a aumentar tu inteligencia de manera exponencial. La realidad es que pocas de nosotras leen más que la bandeja de entrada del mail o Twitter. Amplía tus capacidades mentales al leer el diario todos los días (incluso si es desde tu celular) y luego toma un libro físico antes de acostarte.