¿Quieres Perder Peso? Deja De Cocinar Con Este Ingrediente

Así es, el aceite procesado se encuentra de manera encubierta en la mayoría de tus comidas, y es uno de los principales responsables de tu aumento de peso.

¿Pero, qué significa que sea procesado?

Según la doctora experta en nutrición y dietética Julieanna Hever: “Para hacer aceite, básicamente se extrae la grasa del alimento intacto (ya sea una aceituna, un coco o una palta), dejando atrás toda la fibra y muchos otros nutrientes más “.

Ahora que sabemos que el aceite que compramos en el supermercado tiene un bajo aporte nutricional, ¿cómo podemos reducir su consumo, o más bien consumir de madera natural este ingrediente que es esencial para nuestra salud?

Aquí te dejamos algunos tips…

 

 

Añade caldo a tus preparaciones

Reemplaza el aceite para cocinar por un caldo que puedes hacer tu misma, mezclando, agua, vino, verduras, y un poco de sal.  Esto, además de brindar un exquisito sabor, evitará que tu preparaciones se quemen o se peguen.

 

 

Usa papel mantequilla

¿Quieres asar unos vegetales? En lugar de engrasar el molde, colócalos encima de un papel mantequilla. Te sorprenderá lo crujientes, sanos y deliciosos que quedarán. ¡Pero lo mejor de todo, es que no tendrás que lavar el molde!

 

 

Cocina con grasas naturales

Por lo general, a las tartas y pasteles se les agrega  un poco de aceite en su preparación. Haz la prueba y reemplázalo por plátano molido, miel, semillas de chía remojadas, zapallo cocido, palta, o cualquier otro ingrediente que tenga un aporte graso natural.

 

 

Prepára tus propios aliños

Prepara tus propios aliños, mezclando en una juguera, el alimento graso que quieras (puede ser palta, frutos secos, semillas etc…) con un poco de agua y leche de almendras. ¡No creerás los ricas que quedarán tus ensaladas!!