Cómo Mejorar Tu Resistencia Al Correr Sin Sobre Exigirte

Muchos de los novatos en el running renuncia a este entrenamiento porque después del primer kilómetro sienten que sus piernas están exhaustas y su corazón está a punto de explotar. No esperes correr 8 kilómetros desde el principio, construir resistencia demora un tiempo y aquí te dejamos 5 maneras de hacerlo.

 

 

1. Revisa tu técnica.

Una máquina rota no funciona bien, y lo mismo pasa con tu cuerpo. Una mala forma de correr puede causar dolores y molestias que hacen que quieras dejar este deporte, así que es importante que revises tu técnica para asegurarte de que tu cuerpo se siente bien para seguir avanzando.

 

2. Corre más seguido.

Como en cualquier cosa, la práctica hace al maestro. No puedes esperar correr como una gacela si sólo trotas dos veces a la semana. Extiende tus entrenamientos durante la semana, corriendo distancias más cortas con más frecuencia. Intenta correr una distancia de unos 3 kilómetros (elige una distancia que funcione bien para tu nivel de habilidad) cinco veces a la semana. Te sorprenderás de los rápido que empiezas a sentir que correr es mucho más fácil.

 

3. Aumenta de a poco.

Una vez que tu respiración se empieza a equilibrar y tus músculos se vuelven menos fatigados, puedes empezar a aumentar tus distancias. Sin embargo, no te apures. Sigue la regla del 10 por ciento: nunca aumentes tu kilometraje semanal en más de un 10% que la semana anterior. Esto no sólo te ayudará a prevenir lesiones, sino que también evitará que tu mente se sienta abrumada por hacer mucho demasiado luego

 

4. Haz intervalos.

Correr más rápido puede ser más difícil, pero aumenta la fuerza muscular y la capacidad pulmonar, que son clave para construir la resistencia. Empieza agregando unos pocos intervalos de 10 segundos cada pocos minutos, y gradualmente haz intervalos de 30 segundos.

 

5. Corre en subida.

Correr en subida es otra manera de construir fuerza en tus piernas y núcleo, así como la resistencia pulmonar. Aumenta la inclinación en tu recorrido y haz una versión más corta de este entrenamiento. Al principio lo vas a odiar, pero después de una semana las vas a necesitar!

Está Comprobado Científicamente: Sesiones De Trote Más Cortas Y Lentas Son Más Beneficiosas Para Ti

5a6b5f9b_20141210_SHOT05_876_copy.xxxlarge

 

Una gran noticia para las que odian correr: Hay un límite en cuánto bien te puede hacer. Un nuevo estudio, publicado por el American College of Cardiology, encontró una relación entre correr más de cuatro horas y un riesgo de muerte temprana.

Los investigadores hicieron seguimiento a más de 1.000 corredores sanos y casi 4.000 persons sanas no corredoras durante 14 años, y encontraron que aquellos que corrían demasiado o nada en absoluto, tenían las tasas más altas de muerte durante el período de tiempo que duró el estudio. En otras palabras, si estaban sentados en el sillón todo el día o corriendo cientos de kilómetros, tenían el mismo riesgo de muerte. Además, los que corrían a un ritmo más intenso (11 km/hr o 1,5 km en 8 minutos) también les fue peor.

Los ganadores, según el estudio, fueron aquellos que corrieron sólo 2,4 horas a la semana, lo que es equivalente a cuatro sesiones de 3o minutos de trote a la semana. Aún mejor: el ritmo ideal para la salud es correr 1,5 kilómetros en 12 minutos o 8 kilómetros por hora. La deducción de este estudio es que en realidad no tienes que hacer demasiado para tener un buen impacto sobre tu salud. Y el hecho de que muchas horas de ejercicio intenso no sean precisamente beneficios para el cuerpo, son una prueba más de que no se puede tener demasiado de algo bueno.