El Truco Que Hará Que Te Den El Puesto En Tu Próxima Entrevista De Trabajo

Es tu entrevista 101 y vuelves a responder la misma pregunta que te han hecho en todas las anteriores: nombrar tus fortalezas y debilidades. Puede que no sea la pregunta más original pero hay una manera de responderla de manera distinta a la acostumbrada (esta diferencia es lo que hará que logres ese ansiado puesto).

 

 

¿Qué tienes que hacer? Cuando la persona que te está entrevistando diga: “cuéntame sobre tus fortalezas y debilidades”, cambia el orden de tu respuesta diciendo: “mejor déjame hablarte de mis debilidades primero”. La anterior es una respuesta sincera sobre ti que debe incluir además cómo superarlas (esta es la parte clave y la que hará la diferencia).

Por ejemplo: ” Si bien no soy muy buena con los números, estoy segura que si me dan una oportunidad en el área de finanzas haré todo lo que esté al alcance de mis manos para ser la mejor en mi trabajo. Y para lograrlo, planearé reuniones semanales con algún colega del área para que me enseñe todo lo que debo saber”. Después de eso sigues con tus fortalezas.

 

 

¿Por qué funciona? La clave está en terminar la charla con las cosas positivas y no las negativas. Si dejas para el final las fortalezas, éstas quedarán más fuerte en la cabeza del entrevistador y será lo primero que recordará sobre ti a la hora de evaluar si eres apta para el puesto.