9 Sorprendentes Razones Por Las Que No Logras Bajar De Peso

Disminuir el consumo de calorías y aumentar el ejercicio son las dos principales claves del éxito para la pérdida de peso, pero si estás poniendo todo tu esfuerzo y no ves los resultados en la pesa, es muy fácil que te sientas frustrada con todo el proceso que has hecho. Los grandes resultados no se ven de un día para otro, pero uno de los hábitos que te detallamos a continuación podría ser la sorprendente razón por la cual no estás logrando tus metas a largo plazo.

Sigue leyendo y descubre estas 9 razones por las que no logras bajar de peso!

 

 

1. Jet Lag.

Jet-Lag

La temporada de viajes ya casi empieza, pero no dejes que tus aventuras se interpongan en el camino de lograr tus metas. Investigaciones han encontrado que cuando se toma un vuelo internacional, el ritmo circadiano se confunde, lo que puede echar a perder tu flora intestinal resultando en el aumento de peso. Es posible que no estés dispuesta a cambiar tu viaje, pero asegúrate de tomar suficiente agua y consumir probióticos para así mantener tu cuerpo de la mejor forma posible.

 

 

 

2. Saltarse la sala de pesas.

Skipping-Weight-Room

Los expertos concuerdan: mientras que el ejercicio cardiovascular es esencial para perder kilos, para ver resultados reales también es necesario levantar peso. Levantar pesas más pesadas de lo que estamos acostumbradas podría ser el “codazo” que tu cuerpo necesita para cambiar. El levantamiento de pesas pesadas aumenta los niveles de hormonas en nuestro cuerpo, ofreciendo así la capacidad natural para quemar grasas incluso durante 24 horas después de tu entrenamiento.

 

 

 

3. Optar por lo más bajo en calorías.

Opting-Lowest-Calories

Optar por alimentos con un menor número de calorías puede ser engañoso, ya que muchas veces están llenos de sodio adicional, azúcar o aditivos químicos para compensar los ingredientes que se han eliminado o disminuido. Estas versiones light no son sólo menos nutritivas, sino que también terminan teniendo un sabor más ligero, lo que te lleva a comer más. En lugar de siempre optar por la versión sin grasa o baja en grasa, es mejor disfrutar de una porción reducida de lo que estás antojada.

 

 

 

4. No dormir lo suficiente.

Enough-Shut-Eye

La pérdida de peso puede sentirse como un trabajo de tiempo completo, es por eso que es importante tener las suficientes horas de sueño si estás tratando de librarte de algunos kilos. Necesitas energía extra para continuar con tu rutina de ejercicios y escatimar en sueño puede afectar la capacidad de cuerpo de controlar el apetito. Asegúrate de dormir al menos 7 horas cada noche!

 

 

 

5. Muy poca proteína.

Too-Little-Protein

Si siempre estás preocupada de contar las calorías, es posible que estés escatimando en proteínas que tu cuerpo necesita para bajar de peso. Los alimentos ricos en proteínas se demoran más tiempo y trabajo para digerir, metabolizar y utilizar, lo que significa que quemas más calorías al procesarlos. Consumir las cantidades adecuadas de proteínas te asegura mantener un buen tejido muscular, el que por lo general se pierde al tener una dieta baja en calorías.

 

 

 

6. Estar siempre sedienta.

Always-Thirsty

Tomar agua antes de las comidas ayuda a comer menos y mantiene la hinchazón bajo control, pero mantenerte hidratada durante todo el día en realidad puede ayudarte a quemar calorías. Un estudio demostró que las personas que beben entre 8 a 12 vasos de agua diarios quemaron más grasa que aquellas que sólo tomaron 4. Siempre mantén una botella de agua a mano, esto no sólo te ayudará con la pérdida de peso, si no que también te mantendrá saludable durante todo el año.

 

 

 

7. Sin combustible para el entrenamiento.

Fuel-Exercise

Si regularmente haces ejercicio sin comer primero, es momento de que lo reconsideres. Cuando te ejercitas con el estómago vacío, está demostrado que las calorías que quemas vienen de los músculos y no de la grasa. Como los músculos queman más calorías que la grasa, mientras mayor sea la masa muscular que tengas, más será la pérdida de peso. Alimentarte no sólo ayuda a evitar la pérdida de músculo, sino que también tendrás más energía para hacer un entrenamiento más exigente.

 

 

 

8. Bocados muy grandes.

Big-Bites

Algo tan simple como rebanar tu comida puede ser de gran ayuda para los problemas de comer en excesos y así bajar de peso. Cortar los alimentos en trozos pequeños puede sonar un poco infantil, pero los estudios demuestran que los humanos encuentran que las porciones más chicas son más satisfactorias y como resultado, están satisfechos con menos.

 

 

 

9. Comer parada.

Snacking-While-Standing

Cuando comes frente al refrigerador o la despensa sin pensar es difícil mantener el control real de lo que estás consumiendo. La mejor manera de mantener las cosas controladas es designar horas para los snacks y tener las porciones listas así no caer en excesos.

La Razón Número 1 Por La Que No Pierdes Peso

 

Estás haciendo ejercicio y alimentándote bien pero aún así no ves resultados en la pesa. Esto puede ser realmente frustrante! Aquí te contamos cuál podría ser el problema. Sigue leyendo!

 

dieting-but-not-losing-weight

 

El mayor error que cometen las personas al intentar bajar de peso es que se limitan demasiado. Esto no sólo significa la elección de comida que están haciendo, sino también la cantidad que están consumiendo. Cuando privas al cuerpo de alimentos, éste entra en un modo de hambre y empieza a almacenar los alimentos en forma de grasa. Pero si la comida que estás consumiendo son los alimentos que odias, lo más probable es que no sigas con el programa, y pierdas la parte más importante de este cambio de estilo de vida.

Lo mejor es tratar de encontrar un término medio entre comer las suficientes calorías que te mantengan saciada, pero también lo suficiente para crear un déficit de calorías que resulte en ir perdiendo peso cada semana. No se puede vivir sólo de hojas verdes, así que asegúrate de incluir alimentos que te gusten, y si no eres la más saludable para tus elecciones, trata de encontrar la mejor manera para poder disfrutar de este tipo de comidas saludables. Permítete a ti misma disfrutar, por ejemplo, de un pequeño trozo de chocolate amargo al día que satisfaga tus antojos. Esta forma de comer será mucho más fácil de poder mantenerla por un período de tiempo más largo, lo que te facilitará seguir con la dieta y llegar a tu meta.