Los Mejores Entrenamientos Que Encontramos En Instagram

Amamos esta red social porque nos ayuda a estar al día de nuestros amigos, acechar a nuestras celebridades favoritas, es una excelente fuente de inspiración de estilo, etc. Sin embargo, ahora hay un nuevo interés que se acaba de sumar a esta lista y nos tiene sorprendidas: podemos encontrar entrenamientos efectivos.

Si quieres hacer un poco de ejercicio en tu casa y sin mayores accesorios o requerimientos, entonces estas ideas de circuitos completos son perfectas para ti!.

 

 

1. Circuito cardio de 5 movimientos, de Katie Crewe.

 

 

2. Entrenamiento de Kettlebell, con Bailey Ducommun.

 

 

3. Entrenamiento con banda para tonificar los glúteos, de Kim French.

 

 

4. Circuito para todo el cuerpo de 3 movimientos, con Alexia Clark.

 

 

5. Entrenamiento de 24 minutos para todo el cuerpo, de SugarySixPack.

 

 

6. Entrenamiento con el peso del cuerpo (sin instrumentos), de Tamara Pridgett.

 

 

7. Abdominales, con Kayla Itsines.

Si Estás Entrenando Para Perder Peso, No Cometas Estos 5 Errores

Te estás comprometiendo con una rutina en el gimnasio, sintiéndote más fuerte y transpirando, pero no estás bajando de peso, que es una de las razones principales por las que empezaste a ejercitarte en primer lugar. ¿Qué está pasando? Aquí te contamos sobre cinco errores comunes que las personas cometen cuando hacen ejercicio y que pueden estar evitando la pérdida de peso.

 

 

1. Sólo estás haciendo cardio.

Si bien es cierto que el ejercicio cardiovascular es ideal para quemar calorías, si sólo corres, andas en bicicleta o nadas, hay un eslabón perdido para maximizar tu consumo de calorías: entrenamiento de fuerza. Mientras más músculo tengas, mayor será el potencial de quema de grasa de tu cuerpo, y el entrenamiento con pesas te ayudará a quemar más grasa más rápido. Eso significa que puedes hacer entrenamientos más cortos y obtener mejores resultados.

 

2. Te estás saltando los entrenamientos intensos.

Si has escuchado sobre el entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT), ¡es porque funciona! Los expertos están de acuerdo en que es uno de los mejores entrenamientos para bajar de peso. Esto funciona para el entrenamiento cardiovascular y de fuerza, e implica seguir una relación trabajo-descanso. Eso podría ser 40 segundos de trabajo al 70 o 90 por ciento de tu máximo, seguido de 20 segundos de descanso. Un ejemplo de HIIT podría ser correr, andar en bicicleta, saltar la cuerda, remar o nadar con intervalos de carrera, y/o una combinación de movimientos de entrenamiento de fuerza como sentadillas, saltos de zancadas o flexiones.

 

3. Eres inconsistente.

Una caminata de 20 minutos una vez al día es ideal para que la sangre fluya y obtener aire fresco, pero no es suficiente si estás tratando de perder peso. Lo mismo ocurre con una clase de yoga o correr por aquí y por allá: debes ir al gimnasio regularmente durante aproximadamente 45 minutos, de tres a cuatro veces por semana para ver los resultados. Comprométete con eso si realmente quieres adelgazar.

 

4. Tus entrenamientos son siempre iguales.

Si has estado ejercitándote y tu pérdida de peso se ha estabilizado, es señal de que debes mezclar las cosas. Cuando haces el mismo entrenamiento de tres a cinco veces por semana, tus músculos se acostumbran a él, por lo que debes ajustar tus entrenamientos al menos cada seis semanas. O mejor aún, haz algo diferente cada vez que hagas ejercicio. Los entrenamientos CrossFit o estilo boot-camp son buenos ejemplos de esto.

 

5. No estás poniendo atención a lo que comes.

Lo que haces después de tu entrenamiento también es importante. Hacer ejercicio con regularidad por lo general puede hacer que tengas más hambre de lo normal,  pero si terminas comiendo un enorme batido de proteínas después del entrenamiento, o un par de snacks adicionales durante el día, tu ingesta de calorías frente a la quema de éstas se habrá igualado. Para perder peso, necesitas crear un déficit de calorías, así que asegúrate de no consumir la misma cantidad de calorías extra que acabas de quemar.

¿Has Tenido Alguno De Estos Efectos Secundarios Al Hacer Ejercicio?

Nos encanta hacer ejercicio. Nos da energía, nos ayuda a dormir mejor, estimula la pérdida de peso y además nos ayuda a tonificar nuestro músculos y ser más fuertes. Sin embargo, mientras transpiramos hay algunas cosas extrañas e incómodas que pueden pasar con nuestro cuerpo. Lee hacia abajo para saber la causa de por qué tu cuerpo tiembla, sientes hormigueos en los pies y mucho más!

 

 

¡Ay, tus muslos pican!

1

No es raro que después de correr sientas una picazón en tus muslos. ¿Por qué? A medida que aumenta la frecuencia cardíaca y la sangre fluye más rápidamente, millones de pequeñas venitas y arterias en tus músculos se expanden rápidamente. Esto hace que los nervios adyacentes manden un mensaje al cerebro que éste lee como picazón.

 

 

 

No puedes sentir los dedos de tus pies.

2

Cuando te ejercitas, la combinación de la temperatura corporal y el aumento del zapateo constante hacen que los pies se hinchen. Si estás usando calcetines gruesos, tus zapatillas están amarradas muy apretadas o son demasiado pequeñas, terminan cortando la circulación a tus pies lo que hace que estén entumecidos y sientas esos cosquilleos.

 

 

 

Te tienes que sonar mientras corres.

3

Para algunas personas, hacer ejercicio puede desencadenar síntomas de reacción alérgica, como la congestión, secreción nasal y picazón de los ojos. El ejercicio en sí puede ser el único desencadenante (especialmente el ejercicio vigoroso), pero a veces la combinación con otro factor desencadenante como el polen o el frío puede producir también esos síntomas.

 

 

 

Sientes el peso de un elefante sobre tu pecho.

4

Mientras que entrenas, empiezas a toser sin control o te sientes abrumada por la presión en el pecho. Estos signos son comunes del asma y pueden agravar tus pulmones. No es ninguna sorpresa que las personas experimenten el asma inducida por el ejercicio.

 

 

 

Tu cara se parece a un tomate.

5

Cuando corres, andas en bicicleta, haces una clase de baile u otra cosa que te haga transpirar, tu cara roja es sólo un indicativo de que estás trabajando duro y construyendo calor. Tu cara se pone roja y brillante debido a la temperatura más cálida y la oxigenación de la sangre que corre por la superficie de la piel, lo que ayuda a irradiar el calor parta evitar que se sobre caliente.

 

 

 

Tu cuerpo está temblando.

6

Mientras mantienes el equilibrio en tu trasero en la pose del Barco, sientes que tu cuerpo tiembla. Es completamente normal y es una señal de que los músculos están trabajando duro y que no se suelen usar para lo que estás demandado de ellos en ese ejercicio. El temblor es causado por la contracción y liberación de los músculos, ya que se alargan y acortan. Una vez que los músculos se hacen más fuertes, la acción será más suave y el temblor se detendrá.

 

 

 

La natación te da urticaria.

7

Saltar en una piscina de agua fría te puede quitar el aliento, pero para aquellos que sufren de urticaria por frío, esto también les puede causar ronchas en la piel. Una vez expuesta a bajas temperaturas, la piel responde produciendo histamina, lo que provoca ronchas abultadas en la piel. Por lo general sólo duran un par de horas, pero las reacciones más graves pueden conducir a la falta de aliento, dolor de estómago o el aumento de la frecuencia de los latidos del corazón.

 

 

 

Tienes calambres en las piernas.

8

Los calambres en las piernas son los calambres más comunes relacionados con el ejercicio y al igual que otros tipos, pueden ocurrir si estás deshidratada o si te sobre ejercitaste.

 

 

 

Te dan ganas repentinas de ir al baño.

9

Saliste a correr y de repente sientes que tienes que correr al baño más cercano. Los movimientos hacia arriba y hacia abajo pueden irritar los intestinos y hacer que las cosas empiecen a moverse, lo que produce una sensación de tener que ir urgentemente al baño. Comer muy poco tiempo antes de un entrenamiento, el consumo de calorías o endulzantes artificiales y no consumir la suficiente fibra para mantener el tránsito regular, pueden ser los causantes de este problema.

Cómo Mejorar Tu Resistencia Para Correr

Inscribirse en una carrera larga es muy emocionante pero si la longitud que tiene es un tema que te preocupa, es bueno preparar tu resistencia. El sólo hecho de hacer ejercicio con regularidad te ayudará a ser capaz de estar más fuerte y poder durar por más tiempo, pero hay más maneras que te pueden ayudar a preparar tu cuerpo para carreras de más larga duración.

Aquí te dejamos 5 consejos para ayudarte a construir una mejor resistencia!

 

 

#1: Cafeína.

Caffeinate

Una taza de café o té en la mañana no sólo te darán un impulso para la oficina, sino que también es una buena manera para darle energía a tu entrenamiento. Estudios han demostrado que tomar una taza de café (u otra bebida de cafeína que entregue uno a cinco miligramos de cafeína por peso corporal) puede ayudarte a tener un mejor desempeño, lo que significa que serás más rápida, más fuerte y durarás más, sin importar si eres bebedora regular de café o no.

 

 

 

#2: Lento y constante.

Slow-Steady

Los entrenamientos de alta intensidad tienen su lugar, pero si estás buscando aumentar tu resistencia, trata alternar tus días con algo de ejercicio de “recuperación”. Serás capaz de trabajar más tiempo, lo que te ayudará a construir mayor resistencia. Empieza con 40 minutos corriendo a un ritmo suave y aumenta gradualmente a lo largo de la semana hasta que logres alcanzar una hora.

 

 

 

#3: Alimentarte de la manera correcta.

Fuel-Right-Way

No hay nada peor que no tener la suficiente energía para completar un entrenamiento, así que asegúrate de que tienes el combustible correcto a mano. Los alimentos ricos en carbohidratos complejos son una gran comida pre-entrenamiento ya que se traducen en energía sostenida. Sólo asegúrate de comer por lo menos dos horas antes de salir a correr. Un snack rápido de carbohidratos de fácil digestión y proteínas funciona bien si vas a salir antes.

 

 

 

#4: Practica tu fuerza.

Show-Your-Strength

Todos hemos escuchado (o predicado) la importancia de la adición de entrenamiento de fuerza a tu rutina para así construir músculos, y es muy cierto. Hacer sólo cardio puede conducir a la degradación muscular ya que tu cuerpo está en búsqueda de combustible. Además de alimentar tu cuerpo, asegúrate de que estás incluyendo 60 a 90 minutos a la semana de entrenamientos de fuerza para así contrarrestar los efectos del agotamiento.

 

 

 

#5: Usa inclinación.

Up-Incline

Correr o andar en bicicleta por un cerro puede ser entretenido o frustrante, pero es una buenísima manera de quemar calorías mientras que a la vez construyes mayor resistencia. Aumentar gradualmente la inclinación de tu trotadora o añadir cerros a tu entrenamiento al aire libre, hará que te sorprendas de lo fácil que se convierten después los entrenamientos planos (y cuánto tiempo más estás logrando seguir adelante).