Expectativas y Realidad: La Cruda Verdad Sobre Nuestro Cabello!

Estas entretenidas ilustraciones son absolutamente ciertas!! A pesar de que dediquemos mucho tiempo en las mañanas peinándonos, y largas tardes en Pinterest buscando trucos y soluciones, la verdad es dura, y debemos aceptar con humor el cabello que tenemos, reconociendo que esas fantásticas melenas de las celebridades y modelos son envidiables pero en ningún caso naturales!

1. Rulos naturales.

NATURALCURLS

Las chicas rulientas conocen mejor que nadie el esfuerzo de domar una melena! Pero al mismo tiempo gozan de una textura increíble sin mucho esfuerzo, debes encontrar un buen producto que te ayude a domar y definir tus rulos.

2. Laca Spray.

HAIRSPRAY

Con ganas de imitar una gloriosa melena estilo “old Hollywood glam”?? Es cierto que la laca en spray es la mejor manera de conservar estas maxi ondas, pero no basta solo con ella! Se necesita mucho brushing, serum, cremas y por último la laca!

3. Gel modelador.

GEL

Sin importar cuantas segundas oportunidades le demos al gel para cabello, siempre terminamos con mechones pegados y un poco tiesos! Tal como si hubiéramos pasado un caramelo por nuestra cabeza, que horror!

 

4. Mousse para el volumen.

MOUSSE

Y cuando creemos que el muosse resolverá toda falta de volumen, su efecto se acaba antes de que lleguemos a exhibir nuestro peinado. Recuerda que estos cosméticos no actúan por si mismo, se necesitan varios para lograr un resultado duradero.

 

5. Tubos rizadores.

TUBOS

Horas y horas tratando de dormirnos con esta incómoda armazón en nuestra cabeza, y el resultado? Una melena estilo Mufasa que no podemos controlar!

6. Secador de cabello.

SECADOR

Por mucho que nos repitan que el secador infla el cabello, y que a pesar de las insistencias de nuestra mamá que nos aconseja secarlo de todas maneras, vamos contra nuestros instintos y le hacemos caso, transformándonos inmediatamente en una suerte de champiñón voluminoso!

7. El inoportuno viento.

VIENTO

 

Y lo más triste de todo es cuando nos imaginamos una escena ultra glamorosa, con el cabello perfecto al viento, viéndonos más sexy que nunca, y el traicionero nos transforma en una maraña a al que le es imposible seducir!