El Inesperado Color De Sombra De Ojos Que Le Queda Bien A Todas Las Mujeres

¿Aburrida de tu típica sombra nude? Nosotras también. Por eso nos encanta esta nueva tendencia de maquillaje que se trata de agregar color, específicamente amarillo y sus diferentes tonalidades. Sí, leíste bien, amarillo. Este color alegrará tus looks de maquillaje primaveral y te sorprenderá lo favorecedor que es. Para aprender a usarlo como una profesional, sigue leyendo y aplica estos tips.

 

1. Encuentra tu tono.

El amarillo, igual que todos los colores, tiene un gran espectro. Encuentra el tono adecuado para ti que combine con tu cutis. Si tienes la piel clara, prueba con un pastel mantecoso. Para tonos medios a oliva, prueba con un cálido ámbar, y para los tonos de piel más oscuros, prueba con un acabado dorado.

 

 

2. Usa colores similares para todo lo demás.

Nos encanta el maquillaje monocromático (es decir, usar un tono – o muy similares- en toda la cara). Este smoky eye ámbar de Emily Ratajkowski, las mejillas levemente bronceadas y los labios en el mismo tono, es un claro ejemplo de cómo funciona realmente esta tendencia.

 

 

3. O introduce un color más.

Es un hecho que nunca se ve mal un maquillaje en tonos rosa o damasco. Estos tonos suave resaltan tus facciones sin competir con un maquillaje de ojos llamativo.

 

 

4. Enmarca el color.

No importa qué tipo de amarillo uses, asegúrate de enmarcarlo con un delineador y máscara de pestañas.

 

 

5. Mezcla texturas.

Un toque de brillo en tus labios complementa a la perfección unos párpados dorados para lograr un brillo en general como Drew Barrymore en esta foto.

 

 

6. Juega con las áreas.

Otra forma de usar el color es hacerlo como un acento. Trata de poner un poco de dorado justo en las esquinas interiores de tus ojos para darles un efecto de apertura instantáneo.

 

 

7. No tengas miedo a destacar.

O si quieres, simplemente atrévete completamente con el tono. Incluso en su tonalidad absoluta, el amarillo sigue siendo un color suave.