La Verdadera Historia Detrás De Tu Acné

Como el acné es la condición a la piel más común, podemos apostar que has experimentado -como todas- brotes y granos. Así que acudimos a los mejores dermatólogos para responder todas tus dudas relacionadas al tema.

Sigue leyendo para todo lo que siempre has querido saber sobre el acné.

 

portada

 

¿Por qué no lucen todos los brotes igual?

Porque no son lo mismo. Hay dos categorías principales de acné: inflamatorio y no-inflamatorio. Los brotes tienen tres principales causas: grasa, bacterias y células de piel. Todas las anteriores tapan tus poros. Si tienes más bacterias en tus poros, eres más propensa a acné inflamatorio, y si sólo tienes exceso de grasa y células muertas, entonces tendrás más granos no-inflamatorios.

El acné no-inflamatorio incluye puntos negros y espinillas (también llamadas comedones). Estos no se ponen rojos ni duelen, ni tampoco crecen. El acné inflamatorio incluye pápulas y pústulas, ambas son más grandes, dolorosas, rojas y las segundas contienen pus.

Los quistes a la piel son técnicamente inflamatorios, pero pertenecen en una categoría propia. Son marcas grandes que se extienden bajo la superficie de la piel, donde las glándulas se inflaman o irritan y llenan de sangre, causando bultos dolorosos.

 

 

¿Qué hay dentro de los granos?

Aquí es cuando todo se pone un poco asqueroso… Tus poros se encuentran revestidos de células de piel llamadas queratocitos. Algunas personas tienden a tener queratocitos más pegajosos que otras, y a veces sus hormonas hacen que estos tapen sus poros. Un exceso de estas células pegajosas y de sebo pueden formar un tapón semi-sólido.

Estos tapones llenan espinillas y puntos negros. Las primeras, tienen una capa de piel sellando el poro, y los puntos negros son abiertos y expuestos al oxígeno. Cuando el escombro en los poros se oxida, se pone negro.

Los quistes, pápulas y póstulas se encuentran llenos de sangre, pus y fluido transparente llamado suero de sangre. La razón de porqué el acné inflamatorio se hincha, es porque el cuerpo está reclutando a tu sistema inmune para que combata la irritación en tus poros. Esa respuesta inmune significa que los vasos sanguíneos se dilatan para llevar células blancas que puedan neutralizar el cuerpo extraño. La circulación de sangre añadida y la presencia de fluidos inmunes causa la hinchazón e irritación, y la pus amarilla es sebo, piel y bacterias que son subidas a la superficie.

 

 

¿Puedo apretarlos?

Cualquier dermatólogo te advertirá que debes mantener tus manos alejadas del área problemática. Sin embargo, como somos humanos y hay veces en las que simplemente no lo podemos evitar, sus consejos para hacerlo de la mejor manera, es primero, no apretar una que no esté lista, sólo inténtalo una vez que el centro esté amarillo o blanco.

Recuerda tratar el proceso como si fuera una cirugía, ya que técnicamente lo es: lava tus manos y uñas, al igual que el área a tratar. Luego, usa dos trozos de algodón en vez de tus manos, y con suavidad empuja hacia abajo, no hacia los lados ya que eso sólo empujaría la pus y sangre hacia adentro de la piel y puedes terminar provocando una infección.

Una vez que has sacado la pus, deja de apretar. Si sale sangre o un líquido transparente de la espinilla, entonces no está lista. Usando poca presión, mantén un pañuelo limpio contra tu espinilla recién tratada para detener el flujo de sangre. Aquí hay un video ilustrativo -y no asqueroso!- de cómo hacerlo adecuadamente.

 

 

¿Qué funciona si tengo una emergencia y necesito reducir una espinilla?

Anda a tu dermatólogo para que te inyecte cortisona, que funciona atacando la inflamación y reduciendo el tamaño dramáticamente.

¿Tienes un grano que ha durado dos semanas o más? Puede que necesites ayuda profesional. Si no puedes ir al doctor, intenta aplicar hielo y hydrocortisona tópica.

 

 

¿Me salen granos porque toco demasiado mi cara?

Esta pregunta es un poco más complicada. Los gérmenes en tus manos no son los mismos que causan brotes, pero la suciedad y grasitud que tocas  pueden ser un problema. Piensa en todas las cosas que tocamos sin siquiera pensarlo: la comida, el cabello, manillas, mascotas, etc. Siempre estás transfiriendo algo en tu cara.

Productos en base a aceites, densos o grasosos pueden tapar poros, y con los poros bloqueados y un exceso de grasitud, la bacteria que causa los brotes tiene bastante comida y puede multiplicarse con tranquilidad. Así que saca tu cabello de la cara cuando duermas, elige productos libres de silicona para prevenir más granos y obviamente mantén tus manos alejadas de tu cara.

Otra pregunta frecuente sobre las causas del acné es si lo que comemos empeora los brotes. Eso depende. Si regularmente comes toneladas de helado, entonces probablemente sí. Uno de los nexos más fuertes entre lo que comemos y el acné es el índice glicémico. Las comidas de bajo índice tienen un efecto beneficioso en el acné y las de alto -carbohidratos y azúcares- causan un aumento en el nivel de azúcar y llevan a la aparición de espinillas.

Algunos estudios sugieren que productos lácteos, especialmente la leche descremada, también pueden jugar un rol en los brotes. Altos niveles de proteína de leche y la caseína estimulan la producción de las hormonas que causan acné. La única excepción a la regla: el yogurt. Los probióticos parecen jugar un rol en controlar brotes, por lo que el yogurt es ideal mientras sea bajo en azúcar. Comer grasas sanas también puede calmar granos, así que procura incorporar ácidos grasos como el Omega-3 en tu dieta.

 

 

¿Por qué sólo tengo acné en la línea de mi cabello?

Tu peinado o tus ejercicios son los culpables. Cualquier cosa que toque o roce el folículo del cabello y prevenga que el aceite alcance la superficie, aumenta las probabilidades de ocasionar un tapón. Esto significa que tu sombrero o cintillo pueden estar causando tus granos.

El sudor también puede estar contribuyendo. La transpiración es sal en la herida que irrita los folículos del cabello. Trabajar en un banco o una colchoneta también puede afectarte, por lo que si practicas yoga procura siempre limpiar y desinfectar tu mat.

 

 

¿Qué hay de los granos en mi pera, mandíbula y cuello?

Esto generalmente se debe a un truco hormonal. A medida que crecemos, el acné tiende a aparecer más cerca de la parte baja de tu cara o mandíbula.

Para el acné hormonal, la respuesta puede estar en pastillas anticonceptivas que ayuden a reducir los niveles de testosterona. Y si es por tu celular, límpialo y prefiere el uso de audífonos.

Ojo: No debes ponerte demasiado agresiva con tu rutina contra el acné. Mucha gente piensa que el acné es un problema de la cantidad de óleo, cuando en realidad es por la calidad de este. Cuando ocurren los granos, la grasitud es demasiado densa y pegote, por lo que se forma un tapón. Lavar y restregar la superficie no te va a ayudar a detener esos granos. De hecho, el acné en adultos se relaciona muchas veces a la piel seca, así que usar tratamientos contra la grasitud sólo te secarán más la cara y habrán más células muertas que tapen tus poros.

 

 

¿Por qué me salen granos en mi trasero?

Técnicamente, los granos que salen en el trasero no son acné. Se llama foliculitis y es una inflamación de los folículos de cabello. A veces, es causado por una infección, o puede ser causa de una lesión o irritación.

Otro culpable puede ser tu tenida de deporte. La ropa apretada y el sudor pueden obstruir poros, por lo que procura lavar tu ropa deportiva lo más seguido que puedas.

 

 

¿Qué causa las cicatrices?

En una palabra, la inflamación. Cuando el sistema inmune siente una amenaza, manda sangre y células T a atacar el intruso. Pero esa respuesta causa inflamación que daña a los tejidos cercanos.

Las cicatrices aparecen porque la respuesta del sistema inmune es tan severa que el cuerpo crea una pared fibrosa de colágeno alrededor del folículo para prevenir que se infecte el resto de la piel. Esa fibra de colágeno tira de folículos que la rodean y crea una depresión. Desafortunadamente, no hay mucho que puedas hacer una vez que la cicatriz se forma, pero hay métodos de laser y cremas que ayudan a minimizarla.

Los puntos cafés que quedan después de que un brote sana, son por la inflamación. El pigmento es una respuesta en forma de melanina en la herida para defender a tu piel de daños. Las manchas generalmente desaparecen con el tiempo, pero ingredientes como retinoides, vitamina C y hidroquinona pueden ayudar a acelerar el proceso.

 

 

¿Tendré acné por siempre?

No, el acné es generalmente perfectamente controlable. Si buscas un buen doctor y sigues sus indicaciones, no hay razón por la que debas sufrir de acné hoy en día.