5 Tips Para Dejar De Comer Por Estrés

Recibe las últimas novedades del mundo de la moda.

Cuando te sientes medio decaída o estresada, comer algo rico puede sonar como una buena forma de parar estos sentimientos, pero lo único que estas haciendo es dañarte, tanto físicamente como psicológicamente. Comer por estrés es un problema real que afecta nuestra habilidad para poder perder peso y mantenerlo abajo.

1. Recuerda que estás en control

Cuando sientas que no tienes control de lo que comes, nadie te lo va a dar. Tú eres la única persona con el poder para cambiar este problema. Reconocer que tienes una tendencia a comer chatarra cuando te sientes sola o estresada, es el primer paso para recuperar el control.

Captura de pantalla 2016-01-19 a las 17.41.03

2. Deja de comer mientras ves TV

Despertar de repente de un ligero aturdimiento, y darte cuenta que te comiste una bolsa entera de papas fritas, no es el mejor sentimiento del mundo. Si en tu casa, ver TV y comer van de la mano, haz algo para parar el círculo. Y si no puedes dejar tus snacks mientras ves TV, asegúrate que sean saludables y bajos en calorías.

Captura de pantalla 2016-01-19 a las 17.44.31

3. Ten lo que comes, en mente

Mira la verdad es que tener un diario o anotado lo que comes cada día, se ha demostrado que sirve para bajar de peso. Pero en mi opinión, es demasiado. Puede que te obsesiones, además de que vives todo el día pensando en el tema del comer. Entonces lo que yo te recomiendo es que tomes responsabilidad de lo que comes y de lo que le haces a tu cuerpo. Si sabes que en una comida o fiesta, comiste mucho, no llegues a tu casa a picotear más, ten en mente lo que comes y de esta forma naturalmente empezarás a comer menos.

Captura de pantalla 2016-01-19 a las 17.45.31

4. Elimina los alimentos que te generan problemas

Si actualmente ves comida chatarra y no tienes la voluntad para decir que no, es hora de sacarla de tu cocina. Eliminar la culpabilidad de la ecuación tu ayudará a terminar con el comer por estrés y te incentivará a ingerir algo que te haga mejor.

Captura de pantalla 2016-01-19 a las 17.48.18

5. Honestamente pregúntate, “Tengo hambre?”

Parece tan simple, pero estas dos palabras hacen un mundo de diferencia. Antes de comer porque sí, preguntarte esto te ayudará a reconocer cuando efectivamente tienes hambre o cuando simplemente quieres llenar algún vacío emocional.

Captura de pantalla 2016-01-19 a las 17.49.08

Síguenos en facebook